[Francia] Manifestación salvaje contra el cementerio nuclear de Bure

El sábado 16 de junio en Bar-le-Duc, entre 2000 y 3000 personas asistieron a la gran manifestación contra el proyecto CIGEO que tiene como objetivo enterrar un depósito nuclear en Bure. Este día también fue una oportunidad para mostrar fuerza y ​​determinación en un contexto de mayor represión (incluidas las sentencias de detención preventiva distribuidas a los opositores *).

Baste decir que la demo parece haber tenido lugar en un pueblo fantasma: la mayoría de las tiendas tenían sus persianas cerradas, excepto unos pocos (incluso hay un comienzo de confundirse con un comerciante que lucía una bandera francesa). Alrededor de las 14h, la protesta se eleva con el grito de “Ni en Bure ni en ningún otro lugar”. Media hora después, comienzan los ataques, En el Quai Sadi Carnot, la empresa destructora “Mangin”, subcontratista de Cigeo, pierde todas sus ventanas. Entre las otras compañías dañadas, contamos con BTP Eiffage, empresa con intereses de en el futuro centro de desechos nucleares. Su fachada está cubierta con pegatinas.

Además, en el bulevar de la Rochelle, una empresa vinculada con el cemnetrio nuclear es asaltada, además de colocar diversas pegatinas y pintadas y romper sus ventanas. Un instituto de belleza también se repinta con varios lemas. dos sucursales bancarias también son golpeadas: el rebaño rueda todo berzierue para proteger a la agencia de Crédit Agricole. Numerosas piedras vuelan sobre las cabezas de los policías, que responden con golpes y botes de humo.

En cuanto al número de personas en la manifestación, la prensa minimiza, como a menudo (se habla de dos interpelaciones durante la demostración y otras dos durante los conciertos en el lugar de Reggio al final del día). Vea el informe sobre la represión en este día al final del artículo . Un arresto en la plaza Reggio también provocó una respuesta de varias rabias aún presentes en el lugar.

A la mañana siguiente, el alcalde de Bar-le-Duc, Martine Joly, dijo que quería ” las paredes Bugnon de la escuela se limpian de pegatinas difíciles de entender para los estudiantes “. A esta escoria no le gustaría que los niños vengan a la escuela para darse cuenta de que están creciendo en un área irradiada durante cientos de miles de años. Poco después, no duda en describir a los “terroristas” rabiosos: “Atacamos al amparo del anonimato a personas que no han pedido nada. Es terrorismo . Las ventanas y las paredes se convierten en personas. Tanto la vida humana como la no humana bien pueden morir, aparentemente este no es su problema.

“También estoy enojado con los organizadores, especialmente cuando están en posturas que trivializan este tipo de acciones. ”

A continuación se encuentra el lanzamiento de los organizadores (Cedra, Eodra y Owls-Owls of Bure): “No estamos en la aprobación pero entendemos que se expresó enojo. […] Una etiqueta se desvanece y las ventanas rotas son reversibles, no un contenedor nuclear con desechos radiactivos durante más de 100.000 años.

Impulsos temerarios: Los impulsores genéticos y el fin de la naturaleza

nota de contratodanocividad: aunque partes del texto contengan partes en las que no estemos de acuerdo, como por ejemplo el discurso demócrta y ciudadanista que se observa en algunas partes, optamos por su difusión como forma de conocer los avances y desarrollos del sistema tecno industrial.

Imaginemos que al liberar una sola mosca en el ambiente pudiéramos alterar genéticamente todas las moscas del planeta –ocasionándoles que se vuelvan amarillas, que transporten una toxina o se extingan. Esta es la premisa, terriblemente poderosa, que hay detrás de los impulsores genéticos, conocidos en inglés como gene drives: una nueva y controvertida tecnología de ingeniería genética que puede alterar permanentemente especies enteras al liberar al ambiente un solo individuo bio-diseñado.

Los impulsores genéticos pueden rediseñar ecosistemas completos, ocasionar extinciones que se propaguen rápidamente e intervenir en sistemas vivos a una escala más allá de lo que cualquiera haya imaginado. Una vez que los impulsores genéticos se diseñen dentro de una especie que se reproduce velozmente, podrían alterar su población en un marco temporal muy breve, de meses a pocos años, y provocar rápidamente una extinción. A esta tecnología radicalmente nueva también se la llama “reacción mutagénica en cadena”1 y es diferente de todo lo que hayamos visto antes. Combina la ingeniería genética extrema de la biología sintética y las nuevas técnicas de edición genómica con la idea de que los humanos pueden y deben usar herramientas tan poderosas e ilimitadas como esta para controlar la naturaleza. Los impulsores genéticos cambian fundamentalmente la relación entre la humanidad y el mundo natural, para siempre.

Las implicaciones para el ambiente, la seguridad alimentaria, la paz e incluso la estabilidad social son significativas. Lidiar con esta desenfrenada tecnología ya se compara con el reto que implica controlar el poder nuclear.2 Las débiles regulaciones actuales que tienen los gobiernos para el uso de la ingeniería genética en la agricultura han permitido una enorme dispersión de la contaminación transgénica en la alimentación y el ambiente.

Con las débiles restricciones que hay sobre las técnicas existentes de ingeniería genética, ¿cómo podría alguien tener la capacidad para evaluar los riesgos de los impulsores genéticos? ¿El público será informado y podrá opinar sobre su uso? Y si ocurre un accidente, puesto que el daño es masivo e irreversible, ¿quién será responsable? Las implicaciones éticas, culturales y sociales de los impulsores genéticos son tan grandes como sus consecuencias ecológicas. Los grupos de la sociedad civil (e incluso algunos de los que investigan los impulsores genéticos) están alarmados por esta recién descubierta habilidad para reconfigurar el mundo natural. Sin embargo, un poder de control de la naturaleza tan omnipotente como este es una gran tentación para quienes no se sienten limitados por el sentido común ni el respeto al bien común. Los impulsores genéticos han capturado ya la atención de las organizaciones más poderosas del mundo militar, de los agronegocios y otras industrias. La tecnología se presenta como relativamente simple y barata, de tal modo que fácilmente puede caer en manos de quienes, incluyendo gobiernos, pueden utilizarla como arma.

¿Cómo funciona un impulsor genético?
Un carácter es una cualidad determinada genéticamente (por ejemplo, color de los ojos). En la reproducción sexual normal, un carácter tiene solamente 50% de oportunidad de ser expresado. Con un impulsor genético, sin embargo, ese carácter es “impulsado” dentro del ciclo reproductivo del organismo, de tal forma que todos los descendientes siempre llevan y expresan el rasgo específico de interés. Los impulsores genéticos fuerzan a que un carácter diseñado artificialmente se distribuya a través de la población natural hasta que se vuelva ubicuo o haga que toda la población colapse.

Los primeros impulsores genéticos funcionales se mostraron a fines de 2014, mediante el uso de una nueva técnica de edición genética conocida como CRISPR-CAS9. Funcionan estableciendo un mecanismo genético que obligatoriamente se copia a sí mismo del padre al vástago, pasando en cascada de una generación a la próxima mediante reproducción sexual. Los impulsores genéticos sólo se pueden aplicar a especies que se reproducen sexualmente. El proceso natural de la herencia a través de la reproducción sexual es la piedra angular de la diversidad biológica dentro de las especies. Pero los impulsores genéticos obligan a una especie a volverse uniforme o a extinguirse –un resultado claramente anti-ecológico y una violación de los fundamentos de la evolución.

Por ejemplo, cuando un impulsor genético “ordena” a un organismo que tenga fosforescencia verde, la “reacción mutagénica en cadena” que sigue asegura que toda la progenie futura de ese organismo, y todos sus descendientes también expresen fosforescencia verde. Esto viola las reglas de la evolución de las especies, que usualmente limitan el paso de un nuevo rasgo solamente a algunos de los descendientes y limita la supervivencia a aquellos que tienen una ventaja selectiva.

Las implicaciones para las poblaciones naturales son demoledoras. La Figura 1a a la izquierda muestra el patrón normal de herencia através de las generaciones. Si seguimos las leyes de la herencia genética, podemos esperar que aproximadamente el 50% de la descendencia de un organismo tenga ese gen específico. Una vez que un organismo alterado se introduce en una población, el número de organismos afectados puede diluirse a lo largo de las generaciones. Pero con un impulsor genético (como el de la Figura 1b) se heredará al 100% el nuevo rasgo entre todos los descendientes. En vez de diluirse, el nuevo rasgo se apodera de la especie.

Ejemplos de diversos impulsores genéticos
Global Drives – Impulsores globales: Son impulsores genéticos estándar que continúan esparciéndose hasta que finalmente se apoderan de la especie completa (o causan que esa especie se extinga).
Reversal Drives – Impulsores reversibles: Se trata de una propuesta especulativa para “deshacer” los efectos de un impulsor genético al introducir un segundo impulsor después del primero. Un informe reciente de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos duda que esta idea pueda ponerse confiablemente en funcionamiento.3

Split Drive – Impulsores de división: Es una técnica en la que la mitad de un impulsor se diseña en el ADN de un organismo y la otra mitad en un trozo de un virus asociado con ese ADN, de tal forma que el organism no compartiría todas las instrucciones del impulsor genético.4 El fin de eta variante pretende dar cierta seguridad en laboratorio pero no es viable para su uso en la naturaleza.

Daisy Drive – Impulsores Margarita: Es la propuesta de un impulsor genético que teóricamente deja de trabajar después de cierto número de generaciones. Se supone que ello creará impulsores genéticos “locales” que no se esparcirán incontrolablemente.5 Su inventor, Kevin Esvelt, reconoce sin embargo que un impulsor Margarita podría mutar a convertirse en un impulsor global por accidente.

Cómo pueden utilizarse los impulsores genéticos:
1. Agricultura industrial

Los desarrolladores de los impulsores genéticos reconocen que los agronegocios tienen interés en esta tecnología para usarla de muchas formas, incluida la erradicación de “malezas” (con un “impulsor genético sensibilizando” que pudiera liberarse entre especies silvestres de hierbas invasoras para volverlas más susceptibles a un herbicida patentado como el Roundup) o la eliminación de lo que se considere plaga. La investigación sobre impulsores genéticos en moscas de la fruta, (Drosophila Suzukii), pretende erradicarlas globalmente y ahorrar en costos de plaguicidas y por cultivos perdidos.6 Otras plagas que se podrían impulsar a la extinción para proteger la agricultura industrial incluyen roedores, polillas y langostas. Los impulsores genéticos se podrían usar para acelerar la introducción de un rasgo genéticamente modificado en semillas de cultivos.

2. Usos militares

Los impulsores genéticos son un caso clásico del uso “doble” de la tecnología, lo que significa que una vez desarrollados para un fin, los gene drives podrían también utilizarse como arma o agente de guerra biológica. Por ejemplo, ya se está trabajando en hacer gusanos parásitos con impulsores genéticos para erradicarlos.7 La misma tecnología podría usarse para hacer que esos gusanos diseminen enfermedades o toxinas. Ya se crearon en laboratorio impulsores genéticos en levaduras y se pueden diseñar para que sean dañinas para los humanos. La liberación de un impulsor genético en un campo agrícola podría atacar la producción alimentaria de un país entero. Y los impulsores genéticos en mosquitos y otros insectos se pueden usar para distribuir toxinas letales con su picadura.8

3. Ataque a enfermedades

Mucho del entusiasmo en torno a los plaguicidas se debe a que supuestamente erradicaban pestes de forma segura, pero de hecho son lo que Rachel Carson llamó “biocidas”, pues matan indiscriminadamente. Y mientras los beneficios que prometen quienes quieren usar impulsores genéticos se refieren a que se usarán contra ciertos organismos que acarrean enfermedad, no existe una base científica firme a partir de la que se pueda asegurar que su impacto no se esparcirá más allá del objetivo fijado. Tampoco de que la enfermedad no siga propagándose a través de nuevos vectores. Los siguientes ejemplos de impulsores genéticos se están desarrollando bajo el disfraz de exterminadores de enfermedades:

Mosquitos: Varios equipos trabajan en impulsores genéticos que erradicarían mosquitos o los re-diseñarían para que no puedan transmitir malaria. Teóricamente los mosquitos que transmiten el Zika y el Dengue también podrían combatirse con sistemas de impulsores genéticos.

Gusanos parasitos: Al menos un equipo trabaja en el desarrollo de impulsores genéticos para combatir los gusanos que causan la esquistosomiasis, y otros grupos proponen impulsores genéticos para el parásito que causala tricuriasis y las lombrices intestinales.9

4. Mejora artificial de la Conservación

Un grupo reducido de conservacionistas argumentan que las herramientas que ocasionan deliberadamente la extinción podrían alterarse para propósitos buenos. Un consorcio de cinco socios (que incluye dos agencias de gobierno) encabezados por el grupo conservacionista Island Conservation están desarrollando roedores manipulados con impulsores genéticos que serían liberados en las islas, para matar a los ratones que dañan a las aves. Es el proyecto GBIRd (por sus siglas en inglés: Genetic Biocontrol on Invasive Rodents). Intentan liberar esos impulsores genéticos para 2020.10 Adicionalmente, hay una propuesta muy promovida para desarrollar impulsores genéticos en mosquitos para liberar en Hawaii, donde una de las especies de mosquito acarrea una forma de malaria aviar que afecta a las aves nativas,11 a pesar del hecho de que al menos una de las especies de aves afectadas ya desarrolló naturalmente resistencia a la malaria aviar y de que aún existen áreas libres de la enfermedad.12 Este proyecto lo promueven The Long Now Foundation’s Revive y Restore Project.13

¿Cuáles son los peligros de los impulsores genéticos para el ambiente?

La enorme amenaza de la consecuencias no deseadas
Los impulsores genéticos conllevan los mismos riesgos de bioseguridad que otros organismos genéticamente diseñados, y más. Existen registros de organismos genéticamente modificados que se comportan de formas inesperadas y ocasionan una variedad de daños ambientales, al tiempo que no cumplen satisfactoriamente lo que prometen. Los impulsores genéticos están diseñados no sólo para distribuirse rápidamente sino también con una eficiencia exponencialmente mayor. No hay nada en el mundo natural que se compare con ellos, lo cual limita nuestra capacidad para predecir su comportamiento. La eficiencia con la cual un organismo equipado con un impulsor genético puede diseminarse también pone en serias dudas la supuesta bioseguridad de los experimentos en confinamiento, ya que con un solo escape ya se estaría en una situación fuera de control.

La ruptura des tejido ecologico

Los impulsores genéticos están diseñados para crear cambios poblacionales a gran escala y para impactar intencionalmente ecosistemas enteros. Sabemos muy poco sobre cómo es el tejido de la vida. ¿Estamos realmente listos para dar pasos tan radicales que alteran el curso de la evolución? Es imposible predecir las consecuencias ecológicas de un trastorno que no tiene precedentes, con tal rapidez y masividad. Eliminar una plaga puede parecer atractivo, pero incluso las plagas tienen un lugar en la cadena alimenticia. Adicionalmente, erradicar una especie puede abrir espacio de formas impredecibles, para la expansión de otras especies que podrían transmitir enfermedades, afectar la polinización o amenazar la biodiversidad de otras formas.

¿Los impulsores genéticos podrían saltar entre especies?

Quienes promueven los impulsores genéticos los presentan como mecanismos precisos, igual que hicieron los promotores de los transgénicos. Pero los sistemas vivos y los procesos de reproducción sexual son azarosos e impredecibles. Sabemos que ocasionalmente ocurren transferencias genéticas horizontales (movimientos de genes entre especies diferentes) y que algunos genes se cruzan hacia especies relacionadas. El uso de impulsores genéticos en agricultura intensificará las preocupaciones que ya existen sobre el uso de la ingeniería genética y los monocultivos en la agricultura industrial. Las estrategias de los impulsores genéticos podrían fortalecer el monopolio de mercado de los gigantes de los agronegocios como Monsanto y Syngenta, especialmente si las poblaciones de malezas silvestres se alteran para responder a sus químicos de patente o si se autorizan solicitudes de patente de amplio espectro. La decisión de erradicar poblaciones silvestres enteras consideradas malezas podría también causar daño a cultivos con importancia cultural y especies indígenas. Por ejemplo, las propuestas para usar los impulsores genéticos contra las amarantáceas en Norteamérica (Amaranthus palmeri) podría dañar especies de amaranto que se utilizan para alimento y otros propósitos en América Central, con profundo significado cultural.14

Peligros para la sociedad

Las implicaciones éticas, culturales y sociales de los impulsores genéticos pueden ser tan grandes como sus consecuencias ecológicas. Organizaciones de la sociedad civil e incluso algunos investigadores de los impulsores genéticos están sonando la alarma por el poder que tiene esta tecnología. Sin embargo, una herramienta tan poderosa tal vez sea muy tentadora para las agencias de financiamiento de las instituciones militares y para los agronegocios de alta tecnología, que encuentran ventajoso explorar la Caja de Pandora. Lo cual nos lleva a una cuestión básica: ¿A quién beneficiará esto y quién decidirá cómo usarlo? Más aún, las patentes podrían impulsar la comercialización y fortalecer el control monopólico, justamente mediante el uso de esta tecnología. La amenaza potencial de convertir a los impulsores genéticos en armas no puede menospreciarse. Si bien un impulsor genético dañino podría, teóricamente, diseñarse en un parásito que se distribuya velozmente para “erradicar” una población, o usarse para malograr una cosecha, la mayor amenaza podría venir del cambio en la geopolítica y los requerimientos de seguridad que la existencia de los impulsores genéticos podría desatar. La necesidad de supervisar los impulsores genéticos como armas biológicas potenciales podría expandirse y profundizar el control militar y su colusión con los desarrollos biotecnológicos para usos militares.

Las propuestas para liberar impulsores genéticos como “balas de plata” para enfrentar los retos de salud y conservación son sumamente riesgosas y especulativas. Pero los “remiendos tecnológicos” continúan vendiéndose al público mediante campañas falaces de los medios, corrupción de las agencias regulatorias y al exacerbar los miedos del público y las ansiedades sobre las enfermedades, el cambio climático y la extinción de las especies. Las tecnologías “bala de plata” (que afirman solucionar todo rápidamente) distraen en vez de contribuir al trabajo necesario para terminar las causas de esos problemas –como proveer servicios sanitarios y acceso a la salud, defender los derechos humanos, terminar con la pobreza y afirmar los derechos de las comunidades sobre sus territorios y como custodios de la naturaleza.

“Caminamos ciegos hacia delante. Estamos abriendo cajas sin pensar en las consecuencias. Nos caeremos de la cuerda floja y perderemos la confianza del público.” – Kevin Esvelt, del MIT, desarrollador de los impulsores genéticos, a propósito del creciente interés en las aplicaciones de los mismos.15

De las multitudes queer al cyborg. De lo humano, post humano al cyborg

Lo que se considera humano es un fenómeno histórico construido sobre la sangre, es una estructura de sacrificio, no es un invariante, es una construcción. Se convierte en un dispositivo de poder que traza el límite entre lo humano y lo que no es humano. El humano es un mecanismo de producción del humano mismo y al mismo tiempo produce lo inhumano, lo anormal. En todo este proceso de construcción, lo que se sacrifica, y no solo metafóricamente, es la mujer y con una mirada más profunda es el animal. Una construcción de sentido, significado y valor a través del mecanismo de exclusión de los que permanecen, estrangulados y sofocados, en los márgenes.
El lenguaje en sí está situado dentro de un proceso de significación no neutral, de construcción de significado, un proceso performativo que aprovecha nuestro pensamiento. Un lenguaje categórico y masculino. El hombre es hombre El sujeto es masculino. El Otro es masculino. No hay gramática para describir una subjetividad femenina: lo irrepresentable en una relación ya construida de significante y significado. Quizás no haya un léxico incluso para describir el animal que somos.
Como si no hubiera una mujer como sujeto, sino solo en relación con el varón, como si el animal no existiera en el sujeto, sino solo en relación con el humano. La misma concepción de las mujeres y los animales solo como objetos de apropiación. Una relación entre dominante y dominado / oa través de la cual algunos sujetos son objetivados, reducidos a máquinas de producción.
El post-humano se basa en una categoría de humanos y se combina con las tecnociencias.
Es significativo y preocupante, signo de estos tiempos, que desde contextos antiespecistas, por lo que uno debe asumir desde las cenizas del humano y el antropocentrismo, emerge el cyborg.
En vista de cómo Braidotti se acerca a la combinación de cyborg-eco-feministas, me hace pensar que ciertamente no es similar al ecologismo, como yo lo sé y lo vivo. En cuanto a los muchos feminismos y teorías queer, con mucho gusto dejaré la palabra a las feministas y extrañas que no son hijas de estos tiempos de alta tecnología, y si todos somos hijas de estos tiempos, ¿dónde están las hijas / rebeldes y subversivo / s? O, como el Haraway, en el fondo nos gusta seguir siendo hijas “de la revolución científica, de la iluminación y la tecnociencia” . 1
Y pretendo ser una hija para no hacer desaparecer a la madre, en estos tiempos de resignificación de la maternidad, de la dimensión procreativa, de la cancelación de la madre y de la mujer. Esta palabra que despierta tanta consternación … la maternidad es una dimensión que pertenece a la mujer, recuerda que no debes fusionar maternidad y la paternidad, no equiparar la maternidad de las lesbianas y otras mujeres para padres homosexuales. Negar la maternidad es dejar el campo libre, para asegurarse de que el hombre, el sistema médico, el estado, las granjas de cría se apropiaron de él. La reapropiación no es “reducir a la mujer al papel de madre”, como a menudo se discute, el embarazo es una posibilidad y una opción.
Ya que está de moda hablar sobre el posicionamiento político, la ubicación, al estar situado / s, ya que estamos en el umbral de cambio de posición importante y fundamental, posizioniamoci bien, teniendo en cuenta su producción es que el posicionamiento de la misma materia y por qué en “la indeterminación que caracteriza cada vez más a los discursos siempre hay una opción que nos posiciona de qué lado se trata”. La ambigüedad y la indeterminación que acompañan a un enjambre de pensamientos sin mente nunca podrán rediseñar y reconstruir otras prácticas de resistencia. Entonces todo está molido y mezclado en una pulpa indefinida …
La resistencia no es posible, a diferencia de lo que dice Braidotti, en la condición posthumana. Vamos a invertir lo humano y lo posthumano. En la condición posthumana no pueden existir nuevos espacios de subjetivización libres de la lógica y las estructuras del poder.
Las feministas cyborg-xenón hacen que los cuerpos crucen las tecnociencias, pero no es un cruce metafórico e indoloro, no es una representación abstracta, es política y física. Se está produciendo una profunda transformación, un cambio estructural como una mutación genética. Al menos en esto, Braidotti entendió el punto …
¿Cómo puede un pensamiento consciente de los organismos de normalización, implementado a través de una disciplina y un biopoder más penetrante y totalizadora, afirmando que todos somos / s de tecno-monstruos, cyborgs y la percibimos como un potencial de socavar las estructuras de poder ?
Desde la centralidad de lo humano, hemos pasado a la centralidad de lo posthumano, llegando al cyborg. La mirada femenina descentralizada estaría en una posición favorable para captar el vínculo con los otros cuerpos animales, con las otras diferencias que siempre han estado ausentes y el objeto del poder normativo y los dispositivos de poder que están registrados en los cuerpos. En cambio, esta misma mirada viene a tejer nuevos vínculos, nuevos parentescos entre nosotros y las máquinas.
Nosotros y todos los demás animales se disuelven al afirmar que todos somos productos de las tecnociencias, que todos somos cyborgs. Estamos tragados / i. La tristeza es que este dispositivo de cancelación, de nuestra y otra existencia animal es creado y puesto en movimiento por las áreas feministas y antiespecistas. Ellos están aprisionando cuerpos en las estructuras de poder aún más imperceptible debido disfrazado de procesos emancipadores, el cyborg es un dispositivo que permite poder que desmembrado cuerpos como esos mismos dispositivos especistas que se libran, como un sistema técnico que atraviesa los cuerpos, que los convierte en los cuerpos público, del cual las mujeres siempre han sido tragadas.
Un desarrollo de nuevas subjetividades que en realidad se engullen … ¿y qué queda en el terreno seco de las tecnociencias? Sólo oncotope, híbridos, mutaciones genéticas, cyborgs …
Si la identidad femenina, al igual que la de los hombres, es un edificio histórico y social, rechazando el argumento de que las oposiciones binarias, esto no conduce automáticamente a negar la existencia de un sustrato de la diferencia entre el hombre y mujer Pero no nos corresponde a nosotros rechazar las características femeninas y masculinas, si alguna vez existen, la cosa no debería interesarnos, ya que, en cualquier caso, tal vez no podríamos reconocerlas. Las diferencias que deberían interesarnos no están inscritas en una diferencia ontológica, abstracta, sino dentro de un tejido histórico y social.
Un ser en el mundo, atravesado y atravesado por el mundo, es quizás una forma de describir nuestra identidad, siempre en progreso, cambiante, imposible de categorizar e irreductible a las definiciones ya dadas a priori. El nudo es cómo la construcción de la identidad femenina y masculina tiene lugar en esta sociedad a través del género y el deseo sexual.
Se da sexo biológico, independientemente de si se reconoce o no en el sexo biológico presente en el momento del nacimiento. Independientemente de lo que dice Monique Witting, la lesbiana es una mujer e independientemente de lo que Judith Butler diga, el sexo no siempre ha sido de género. Que el género se construye socialmente no es una revelación de Butler o la teoría queer, es bastante evidente.
Abrámonos a la posibilidad de descubrir nuestro deseo fuera e independientemente de la heteronormatividad. Para reclamar una identidad basada en el deseo sexual me parece simplista, pero al mismo tiempo reclamar la lesbiana tiene un significado de ruptura y un significado político, como dice ser bisexual es un grito contra una heterosexualidad descuento y demasiado fácil, a veces , acumulándose
Pero no se llega a acusar a los que están siempre cisgénero y recto como que no ha todavía “deconstruido” o que no puede permitirse el lujo de hablar de temas que no pueden entender por qué no “deconstruido”. (En el cliché de las acusaciones, entonces el hombre, blanco y privilegiado nunca falla, como si los que dicen que esto no fuera blanco y privilegiado …).
La “multitud queer” de la que habla Preciado se encuentra en el post-humano abrazando al cyborg en la gran familia. Esta multitud multifacética es muy peligrosa si deja espacio para el cyborg. Así, el pensamiento extraño se abre a las tecnociencias, las hace suyas, las legitima.
Un post-humano demasiado humano, que no significa en absoluto deconstruido lo humano, de lo contrario, habría comprendido que somos animales y no … El ciborg / un cyborg, en lugar de la deconstrucción de las categorías de género, expresa un’interrelazionalità con las máquinas y convertirse constructor de significado como todos esos adjetivos que hacen una cosificación que construye hombre, hombre, hetero, occidental, saludable, hermoso. Él construye al hombre como una interrelación con las máquinas. Si los feminismos, los mundos homosexuales y los antiespecíficos toman posesión de este discurso, están sentando las bases de una nueva edificación de lo humano, una nueva edificación sacrificial. Si pasa esta conceptualización, no simplemente pasar a grabar la moneda, pero llegar a la construcción de la misma percepción de la realidad y de nosotros mismos / AIE legitimar y fortalecer un sistema tecnocientífico del biopoder.
Me estremezco al leer la evaluación de Braidotti que ve en el trabajo de Haraway un papel clave desempeñado por la empatía y la afinidad. Empatía y afinidad que el Haraway ciertamente intenta con su perro mientras lo lleva a las carreras de “agilidad”, pero eso no prueba hacia los otros animales viviseccionados y sometidos a experimentos. En la perversa y cruel reconfiguración llevada a cabo por Haraway, el experimentador después de haber inoculado una enfermedad en el animal debe cuidarla y tratarla para obtener los resultados experimentales. El animal se convierte así en un paciente. La relación de poder y la prevaricación entre el torturador y el animal se convierte en una relación entre el paciente y el cuidador. Excelente cobertura ideológica y justificación para la experimentación animal. Sin embargo, a pesar de esto,
Una línea muy fina entre los que destruyeron esta sociedad quiere y que no desdeña, aquellos que quieren crear un espacio, esos avances paralelos de la tecnociencia, haciendo caso omiso de los muertos, quiere construir una ética en estos procesos. A partir de la política de acción que implica la negación y la supresión de las condiciones actuales se pasa, con un cambio de perspectiva, una ética afirmación en convertir lo negativo en positivo, Braidotti dice, rechazando una progresiva tecno-utópico, nunca es que confundirse con tecnócratas y transhumanistas! ¡Pero también, por supuesto, define a aquellos que rechazan totalmente las tecnociencias como oscurantistas y reaccionarios! Braidotti parte de la consideración de una ética como un proceso de liberación de la negatividad, también a través de una comprensión de nuestras limitaciones y capaz de liberarnos del mito de la salud perfecta, sugiriendo que reconocemos los umbrales, límites y límites, pero se derrumba cuando la otra inhumanidad incluye el cyborg inhumano. De hecho, esto lleva a reafirmar solo el presente.
Una identidad fija, tradicionalista concepción, humanista, abrumadora, Braidotti, como el que emana de ciertos contextos extraños, se opone a la identidad y la subjetividad nómada posthumanista hasta la complejidad de nuestro tiempo. Para ser exigente y nómada, ¡ten cuidado de no perder la orientación y nunca parar! Vamos a parar. Me parece que la brújula se perdió hace mucho tiempo y aterrizó en las habitaciones de los laboratorios. Si para el pensamiento nómada lo que interesa no es el sujeto universal, sino los efectos de sus acciones en el mundo porque, para encontrar una responsabilidad ética, ¿está ubicado en un mundo tecnológico y mediado? Salgamos afuera, como un tema de ruptura, una ruptura que se convierte en conflicto, un conflicto real que no debe confundirse con un activismo de medios virtuales.
Comprender la complejidad del presente significa rechazar totalmente, sin peros y peros, la realidad que se nos presenta, también teniendo en cuenta la responsabilidad que tenemos en otros animales y en el mundo natural. Al evaluar los diferentes niveles de responsabilidad, debemos comenzar a identificar a los responsables directos de las atrocidades, evitando darles la oportunidad de hacer que este sistema nefasto e infame sea ético. Braidotti pregunta con razón cómo entender cuándo hemos alcanzado nuestro umbral de sostenibilidad, pero se detiene aquí. El planeta lo ha alcanzado por un tiempo. Se pregunta cómo entender si hemos avanzado demasiado. Seguramente por lo que permite que la vida en este planeta durante mucho tiempo haya ido más allá. Son las crisis ecológicas las que gritan “esto es demasiado”. Una conciencia ecológica no puede combinarse con desarrollos tecnocientíficos, no puede haber un presente más sostenible. Seguramente para el animal siempre normalizado, estandarizado, homologado, producido en serie, modelo de especie intercambiable, sometido a un proceso de manipulación del cuerpo, ni siquiera tiene sentido hacer la pregunta del umbral. La zoe de oncotope y animales de ingeniería es vida desnuda y no, como Braidotti afirma, “la fuerza creativa de futuros posibles”.
Si se habla de rediseñar el mundo y los cuerpos, cuando se trata de tecno-ciencias, es decir, la biotecnología-nano-IT-neurociencia, en la ideología del cyborg, en xeno-trans-feminismo, en algunas teorías extrañas, todo esto tiene objetivamente significado claro y consecuencias. No necesitamos un nuevo proceso ético, sino un proceso de destrucción de todo esto y de las ideologías que lo sostienen y nutren.
¿O no estás hablando de esto?

Silvia Guerin

La edición del genoma: hacia la apropiación de la naturaleza, hacia la mercantilización de la vida.

extraido de negre i verd

Mientras se siguen desarrollando y elaborando nuevos modelos de la tecnología de edición del genoma CRISPR CAS9 (CRISPR CAS9 la máquina de editar el genoma ), continúa la batalla para ver quién se quedará con la patente (y los miles de millones de dólares que generará), si la universidad de Berkeley, el Instituto Broad (Universidad de Harvard) o el Instituto de tecnología de Massachusets, el MIT.

De momento hay dos grupos de patentes con posibilidades, una de Berkeley, muy genérica y una segunda del Instituto Broad específica para células eucariotas, de hecho Broad té 13 patentes tramitándose, a primeros de año la Oficina de Patentes dio parcialmente la razón a Broad frente Berkeley.

Las numerosas empresas biotecnológicas, muchas de ellas participadas por los investigadores principales y financiadas por fondos de capital riesgo, están a la espera de una resolución que dé el pistoletazo de salida para la explotación comercial en profundidad de la tecnología.

Cualquier empresa que quiera utilizar las patentes se encuentra con dos instituciones a las que abonar los royaltis. Es el caso de Intelli Therapeuticas, CRISPR Therapeutics y editaré Medicine dedicadas a desarrollar productos para la salud humana, y Caribou Biosciences, ERS Genomics y el mismo Broad Institute dedicados al sector agrícola, la creación de herramientas de investigación y “modelos animales “de enfermedades humanas.

Obstáculos en el desarrollo de las “soluciones” CRISPR CAS9

No todo serán buenas noticias para los biotecnócratas, a mediados de 2017, el 30 de mayo, se publicó un artículo que vinculaba la aparición de mutaciones no deseadas (unos cientos) a la aplicación de la CRISPR, el artículo provocó una conmoción en el sector, una bajada generalizada de las valores de las acciones de las empresas biotech y una amenaza de retirada de la financiación. A raíz de esto la Academia cerró filas alrededor de la técnica, los equipos de investigadores, los centros, los institutos, las universidades se lanzaron sobre los autores, consiguiendo en un tiempo récord una retractación publicada en la misma revista (retractación) … a pesar de todo, en la retractación, de hecho lo que se dice es que faltan más datos y se necesitan más estudios para poder afirmar que CRISPR CAS9 provoca estas mutaciones, al contrario de lo que dice el principio de precaución que debería ser a al revés, los defensores de la técnica deberían demostrar que es inocua.

A pesar de que no han sido tan mediáticos (no han provocado bajadas de la cotización en bolsa que es el índice de calidad científica más empleado actualmente) hay más estudios que piden precaución antes de generalizar la edición genética. Por ejemplo uno que estudia la variabilidad genética individual que puede provocar errores en el funcionamiento de ARN guía diciembre de 2017 (individualidad del genoma ), u otra de que detecta reacción inmunológica contra la parte proteínica (la enzima nucleasa) de la sonda editora …

Parece claro que el sistema científico / industrial no quiere soltar una oportunidad de oro para apoderarse de la vida, patentar y venderla de nuevo, es un sueño de dominación, un sueño que para nosotros es una pesadilla.

Los evidente riesgos del método CRISPR CAS9.

Para nosotros el principal riesgo es la existencia misma de esta tecnología, ya que todo lo que es posible hacer acabará haciendo, ya sea “mejoramiento” de los humanos, nuevos organismos OGM, la división de la humanidad en clases genéticas … pero hay otros problemas, básicamente los de seguridad, ligados al uso militar y los liberación accidentales.

En este marco, el Servicio de Inteligencia de EE.UU. clasifica la edición genética como una amenaza importante, al mismo nivel que las bombas nucleares de Corea, los misiles de crucero rusos o las hipotéticas armas químicas de Siria.

En su web ( web director inteligencia ) consideran que el bajo coste, sencillez y facilidad de uso puede dar lugar a “un mal uso deliberado o accidental que podría tener amplias implicaciones económicas y de seguridad nacional” ( edición genética arma de destrucción masiva ).

A pesar de que el entramado bioindustriales ha conseguido poner sordina a estas consideraciones, queda claro que los “malos” (la CIA, la NSA … etc) ven un riesgo cierto en la edición del genoma, un riesgo para la hegemonía y la existencia de su estado y su entramado corporativo … muchos más motivos tenemos nosotros pe ver el riesgo de dominación que implican !!.

POR UN MUNDO LIBRE Y SALVAJE

ADN, archivos genéticos, bases de datos

Cuando hablamos de ADN, hablamos de manipular la vida. Este punto, para nosotros, quiero ser claro: la aplicación de los estudios de ADN, utilizando la ingeniería genética en la producción de alimentos modificados genéticamente o en el campo de la medicina o en un ambiente represivo, si lo prefiere, que se basa en la visión antropocéntrica de poder manipular la vida a través de la tecnología. Específicamente, “la investigación en ingeniería genética tienden todos -además de intereses industriales y comerciales immediati- hacia una eugenesia fin, que es la constante de preocupación y genetistas menos sin acuse de recibo: quitar las imperfecciones, para mejorar el gen humano en el nombre de los objetivos aparentemente incontestable (erradicar la enfermedad, prolongar la vida …) “[Jean Marc Mandosio; Fin de la raza humana?]. El progreso de la biotecnología y la ingeniería genética está respaldado por inversiones de grandes compañías multinacionales (ver Bayer, Monsanto, Syngenta, Pioneer Du Pont, etc.) y por empresas estatales y privadas que invierten cada vez más en este sector. Así que mediante la manipulación de ADN se utiliza, por ejemplo las células como fábricas de enzimas para optimizar distintos procesos industriales, o para producir medicamentos, hormonas, diversas proteínas, o incluso para producir plantas y animales modificados genéticamente, que totalmente esclavizando los imperativos económicos, poder tecnológico e industrial.
En los últimos veinte años, somos testigos de la expansión cada vez mayor del mercado de la biotecnología en todos los sectores, desde la energía hasta la militar, desde la agricultura hasta la zoofílica o farmacéutica; esta expansión se refiere también al aparato policial y de los estados represivos, que ahora se ve reforzada no sólo por el uso cada vez mayor y creciente difusión de las diversas tecnologías tales como cámaras, biosensores, el GPS y los errores de dispositivos cada vez más pequeños, etc., sino también por la evolución continua de las técnicas de ingeniería genética. El ADN se convierte así en una de las múltiples armas que los gobiernos ponen en manos de policías y magistrados, consagrándola ante ese aura de verdad absoluta que la convierte en un instrumento indiscutible, al menos aparentemente.
Este documento se centra principalmente en este último dado el creciente uso de la propagación de ADN en pruebas de campo, el aumento de potencia que da a las autoridades y dadas las perspectivas eugenésica y control que puedan deberse a la recopilación y uso de perfiles genética.
Con los años se ha realizado un gran trabajo de la creencia y la legitimidad de la práctica de la muestra de ADN, el trabajo de convicción rendimiento posible, tanto por el hecho de que la prueba de ADN se utilizó inicialmente en los procesos que afectaban casos atroces de violación y asesinato en serie, tanto debido al trabajo realizado por los medios de comunicación, siempre dispuesto a omitir cualquier caso que involucra a las personas condenadas y luego resultó no guardan relación con los hechos y para ensalzar su lugar, cada caso evidencia “irrefutable” de ADN que sirve a los soldados de la energía. Por lo tanto, sus poderosos señores son la esperanza de obtener el perfil genético por lo que a partir de la hilvanar la propaganda habitual en la seguridad, en la lucha contra el terrorismo, en asegurar el respeto a la privacidad y la garantía de todos los enormes beneficios sociales que resultarían de la utilización por la policía y de los magistrados, del ADN para proteger a la población de asesinos, violadores o incluso aquellos que, en general, no quieren someterse a las filas del orden establecido.
El paso que está dando el actual sistema de dominación es precisamente en esta dirección: los gobiernos se esfuerzan por recopilar los perfiles genéticos de los detenidos, que son detenidos o están siendo investigados o arrestados. Al mismo tiempo, estamos asistiendo a un uso creciente de ADN en el tribunal como prueba de algunos de condena: en esta ciencia manera en sí está desempeñando un papel cada vez más importante en la sala del tribunal, que clasifica como fuente imparcial y neutral, la verdad hacerse pasar entonces ellos no son nada esa hipótesis, entre otras cosas manipulada por aquellos que llevan a cabo un sistema acusatorio. La ciencia no es neutral, es un producto de la evolución del poder que terminó determinando su lógica de dominación; también se legitima a sí misma y se legitima por la fe que las personas le otorgan: si la ciencia proclama un descubrimiento, se concibe inmediatamente como verdad absoluta. De este modo, la ciencia está al servicio de todos, cuando es siempre y únicamente al servicio de los pocos habitual, cuyo número está en la mayoría incrementado por el hecho de que entre estos pocos que se benefician de ella, también hay aquellos espantosa ropa individuos con la toga En el caso genético específico, que afirma decodificar un ser vivo en una serie de genes que los científicos tendrían que actuar de una manera mecánica y predecible, con el fin de programar un organismo vivo de la misma manera como un ordenador, modificándolo a través de injertos genéticos (véase OGM) o identificarlo a partir de una serie de letras y números (ver la prueba de ADN). La comprensión de un organismo vivo como una máquina programable no parece poseer ninguna verdad en sí misma, aparte del hecho de que los científicos piensan de una manera binaria como las computadoras y para esto intentan reproducir un mundo pobre como ellos.
La verdad de la genética, además de ser así reducciones en el caos de la naturaleza que los genetistas se esfuerzan por hacer pasar como el fundamento de la vida, no son más brutales experimentos en animales y representan el deseo de manipular la vida de sus partes más pequeñas.
En el campo represivo, la genética permite a la élite poder extender / imponer aún más su violencia fuera de la ley a cualquiera que vaya más allá de los límites impuestos por esta sociedad mortal; en este mundo de datos, bits y cables, encaja perfectamente en el sistema de control de los gobiernos, que lo explotan proponiendo sistemas de archivo genético de las personas que viven en sus territorios. En resumen, donde la Justicia del poder no puede llegar, aquí se presentan ADN, archivos genéticos, bases de datos genéticos, etc. Por otra parte, el ADN no miente para los científicos y magistrados, de hecho un muy buen coche se considera juicios disparan de usar y manipular a voluntad por el experto / tasador de guardia, para esclavizar y ayudar en la supresión de los que detentan el poder.
A través de la presentación genética, los gobiernos se coordinan a nivel europeo e internacional en la lucha contra el crimen. Para lograr esto, un requisito fundamental es que una gran cantidad de perfiles genéticos estén presentes en el archivo nacional para ser comparados con el ADN desconocido que se encuentra en la escena del crimen. “Mientras más ADN se recolecta, más probabilidades hay de encontrar al culpable (eficacia punitiva). Mientras más ADN se conserve, mayor será la probabilidad de reducir el delito (eficacia disuasiva). Extracto de: el mundo en un asador, sitio web de Finimondo. Con este fin, en 2016, una base de datos nacional de ADN (Bdn-Dna) perteneciente al Ministerio del Interior se institucionalizó en Italia, unos años más tarde que en otros países europeos.
¿Cómo funciona? Los diversos laboratorios de las fuerzas policiales u otras instituciones altamente especializadas recopilan los hallazgos biológicos en las escenas del crimen, estos hallazgos se envían a un laboratorio nacional central, específicamente creado, encabezado por el Ministerio de Justicia y ubicado dentro del Polo. de la prisión de Rebibbia, que tiene la tarea de tipear y almacenar las muestras. Una vez tipado, es decir, identificado sobre la base de una serie de marcadores, los perfiles genéticos se almacenan en el Bdn-ADN. De modo que no hay más bases de datos de ADN separadas para cada fuerza de policía individual, pero los datos fluirán en una única base de datos nacional. El perfil del ADN se insertará en la base de datos utilizando el software Codis (sistema de índice combinado de ADN) proporcionado por el FBI y utilizado en aproximadamente el 80% de los países europeos que tienen un Bdn-Dna. De esta forma, la estandarización técnica e internacional se implementa de acuerdo con las directrices científicas utilizadas en los Estados Unidos.
¿Quién está sujeto al muestreo de ADN? Quién se encuentra en detención preventiva en prisión o bajo arresto domiciliario; que es arrestado en flagrancia de delito o sometido a detención de un delito penal; presos e internados por sentencia irrevocable por un delito no culpable; aquellos a quienes se aplica una medida alternativa a la prisión, siempre mediante una sentencia irrevocable por un delito no culpable; aquellos que cumplen una medida de seguridad de detención temporal o permanente, además del ADN encontrado en la escena del crimen. Por otro lado, los demandados no están exentos o condenados por crímenes financieros y económicos (los llamados trabajadores de cuello blanco) de esta extensión.
Para cada persona sometida al muestreo, se realizará una doble tipificación de ADN con kits comerciales de diferentes compañías que analizan los mismos marcadores genéticos. Esto, según ellos, para reducir la posibilidad de errores.
Las nuevas tecnologías utilizadas intentan obtener perfiles de ADN incluso a partir de fragmentos genéticos cada vez más pequeños. Entonces, desde una pequeña parte del cuerpo obtenemos un perfil, “es una serie de datos que corresponden a una parte del ADN del individuo”. No es toda la secuencia de ADN, sino solo una parte de ella, la elegida por los expertos. El perfil de ADN se obtiene a partir del análisis de algunos puntos de la secuencia de ADN completa. Una vez que se obtiene este perfil, las autoridades buscan correspondencias, similitudes, entre los presentes en sus archivos. Extracto de: EL MUNDO EN UN SPUTO, sitio web de Finimondo. Por lo tanto, no es realista hablar de la verdad absoluta e irrefutable, por dos razones fundamentales: en primer lugar, debido a que los perfiles genéticos no coinciden, pero en el mejor puede ser compatible, que es una parte del ADN del acusado podría ser compatible con un trozo de ADN encontrado en la escena del crimen y luego hay toda la gravedad de los errores y contaminaciones que las muestras pueden sufrir. Solo piense en el caso del fantasma de Heilbronn. Desde 1993, una serie de asesinatos involucró a más países, Austria, Francia y Alemania, y todos tenían un único sospechoso cuyo ADN, perteneciente a una mujer desconocida, se encontró en artefactos biológicos encontrados en escenas del crimen. Sus rastros de ADN se han encontrado en al menos 15 escenas del crimen en el transcurso de quince años. En 2009 sin rostro ADN de la mujer fue finalmente identificada, pero algo comenzó a no convencer a los investigadores que pronto llegó a la conclusión de que no había ningún fantasma de Heilbronn, sólo un montón de hisopos de algodón utilizados para el muestreo durante las inspecciones, que eran contaminado durante la fase de producción en esa fábrica donde trabajaba la mujer. Estos palos fueron luego comprados y distribuidos a la policía en varios países europeos para ser utilizados durante las inspecciones y así es como el ADN de la dama se había extendido por todas partes. Otro ejemplo de la falibilidad y la falta de fiabilidad de las pruebas de ADN es lo que le sucedió a Lucas Anderson en 2012, que fue acusado de asesinato y declarado culpable después de las pruebas de ADN. En el momento del asesinato, Lucas estaba en el hospital y tenía documentos que lo probaban. Pero incluso los policías estaban convencidos de que tenían una prueba: su ADN, encontrado en el dedo del muerto. ¿Cómo fue posible? Resultó que ese mismo día las enfermeras habían usado el mismo oxímetro de pulso en su dedo y en la víctima, y ​​así fue como el ADN de Lucas fue transferido a la uña de la víctima. Lucas Anderson tuvo cinco meses en prisión antes de que se dieran cuenta de lo que había sucedido. La prueba de ADN, en estos casos como en muchos otros, ha demostrado ser engañosa. Todos ponen tanta fe en el ADN como la prueba más creíble de cualquier otra evidencia científica, especialmente si tienes una gran cantidad de ADN de una persona bien conservada. Encontrar una muestra perfecta de ADN en las investigaciones policiales de ninguna manera es la norma, sino que es mucho más probable que los analistas trabajen en muestras antiguas y deterioradas de ADN que pertenecen a varias personas, por lo que es difícil decir exactamente quién es ese. DNA. Otras veces trabajan con cantidades muy pequeñas de ADN, incluso en este caso es difícil de interpretar y el margen de error es muy alto. Los avances tecnológicos probablemente resuelvan algunos de estos problemas, haciendo análisis más precisos o utilizando material nano y biotecnológico para retiros o reconociendo solo algunos laboratorios que tienen equipos específicos y altamente especializados. Pero estos avances inevitablemente producirán nuevos problemas. La falta de fiabilidad es inherente a esta técnica porque el ADN se puede encontrar tanto en las células vivas presentes en la sangre, el sudor, la saliva, el semen, y que es más precisa pero una vez que las células se separan del cuerpo se deterioran fácilmente, tanto en células muertas como en un pedazo de piel, esto dura más pero es más inexacto. Por lo tanto nuestro ADN puede salir y encontrar en cualquier lugar y en cualquier persona que incluso en lugares donde no estábamos, o de las personas que lo saben, porque comemos, bebemos, se pierde el pelo y el cabello, sudor, humo, puede sangrar, etc, etc, así adaptarse a un individuo sobre la base de un fragmento de ADN encontrado en la escena del crimen de alguna manera, ¿quién sabe cuándo, simplemente representa un buen método, entre otros bien considerado por el público en general, la represión y el control de los poderosos y dirigido a eliminar a aquellos que quieren y hacer cada acto de rebelión cada vez más difícil. Aparte de la verdad absoluta, la única verdad es que los fragmentos micro del cuerpo, los errores, inexactitudes y la contaminación, pueden costar años y años en la cárcel y restricciones, sobre todo si tenemos en cuenta que sólo hay que poner un pelo, unas gotas de saliva o sudor, o quién sabe qué, en la escena del crimen para tratar de enmarcar a quien quieras.
También una característica importante que hace que el ADN de una técnica de identificación superior a la de las huellas dactilares, está en la naturaleza de su carácter hereditario, o la mitad del perfil de ADN de un individuo es de su madre y la otra mitad proviene de su padre biológicos, y por lo tanto incluso parientes biológicos de primer grado pueden ser utilizados como puntos de referencia para la identificación indirecta. Por lo tanto, existe la posibilidad de ir más allá de la información disponible de la muestra, obteniendo más perfiles de ADN para almacenar en la base de datos.
En Italia, estos retiros comenzaron con los reclusos, de hecho, en junio de 2016 se realizó la primera toma de muestras de ADN a un prisionero de Regina Coeli; hasta la fecha, más de 14 mil prisioneros han sido sometidos a este procedimiento. En la base de datos también hay 35 mil perfiles genéticos encontrados en las diversas escenas del crimen y alrededor de 8 mil muestras provienen de los gravámenes realizados por la policía sobre personas detenidas o detenidas.
Los laboratorios que pueden trabajar en los rastros de ADN solo pueden ser aquellos acreditados internacionalmente, basados ​​en una serie de parámetros y equipados con infraestructuras altamente especializadas. Actualmente los laboratorios en Italia, cuya prueba de ADN está acreditado a partir del análisis de la muestra o espécimen biológico, son poco más de una docena en todo el territorio nacional (Roma, Cagliari, Nápoles, Palermo, Messina, Reggio Calabria, Florencia , Parma, Turín y Orbassano), la mayor parte pertenece a las fuerzas policiales, mientras que las otras pertenecen a terceros.
Una vez recogidos, los perfiles genéticos, que son los detalles más íntimos de cada persona, se convierten manipulable y manipulada, “propiedad” de los científicos, policías, jueces, directivos y expertos de todo tipo, que lo utilizarán cómo y para qué quieren investigación, control, represión, intereses de mercado.

Estamos convencidos de que hay un amplio margen en el que actuar para obstaculizar este avance tecnológico. Las raíces con respecto al uso del ADN deben buscarse desde la aplicación de las teorías de la eugenesia hasta el uso cada vez más masivo de la ingeniería genética. En cuanto a la parte de aplicación, se convierte en el hecho, que los que encierran, persiguen, juez, paro no son sólo policías, fiscales y jueces, pero entre ellos también son los científicos cada vez más claro para nosotros. Estas diminutas criaturas están cubiertas por el sistema de un poder completamente nuevo basado en su investigación perversa y fomentado por gobiernos y multinacionales, que los contratan como mercenarios. Los expertos, los técnicos son garantes de la verdad pura y transparente al servicio de la justicia. Pero si la ciencia es un artefacto mecánico que se atrofia la vida forzándola en patrones de números, moléculas, poco y todo lo demás, su justicia puede ser otra cosa que falsa, paradójico, manipulada y manipuladora. Además, sería interesante profundizar en nuestros estudios sobre el uso del ADN tanto en el campo represivo como en la aplicación más general de la ingeniería genética; en el primer caso para identificar (un término como tanto tecno-policías) los responsables de este último paso aparato represivo, se hace cada vez más urgente para construir caminos concretos de lucha: entre los responsables no son sólo los laboratorios repartidos por todo el territorio, sino también empresas que producen tampones, por ejemplo, o kits de marcas y, en general, cualquier factor / compañía / producto que permita que un laboratorio funcione. Sin duda, dada la estructura jerárquica y el sistema sectario, algunos centros de investigación son más importantes que otros, ya sea porque son propiedad de grandes multinacionales de propiedad, ya sea porque representan centros de alto rendimiento reales de la potencia tecno-científica, que la represiva, de los militares, etc., porque los proyectos que llevan adelante instituciones particulares fortalecen, fortalecen, renuevan, la organización y la expresión del sistema actual de dominación. La lista de estos centros de investigación no es corta; a lo largo de los años algunas instituciones han sufrido diversas quejas y diversas acciones directas. Por ejemplo, el Instituto de Patología y Genética en Grosselies Bélgica es un importante centro de investigación sobre la genética, donde los investigadores pueden tener varias máquinas para analizar el material genético, ADN estudio, el desarrollo de tecnologías de microbiología y biología molecular. Además, el instituto desde hace muchos años también se criminalística análisis de ADN y, como tal, ya ha sufrido dos incendios amplitud considerable en 2001 y 2003. En la noche del 16 de marzo de 2016, otro ataque se llevó a cabo en este centro de investigación cuando un auto atravesó las puertas de entrada y fue detonado dentro del atrio, destruyendo la planta baja y llenando todo el edificio con humo.
Con respecto a la ingeniería genética en general y la oposición a la biotecnología, ya se han emprendido numerosas vías de lucha a lo largo de los años, muchas de las cuales han proporcionado información importante sobre el funcionamiento de un laboratorio por ej. o en el alto grado de convergencia entre las diversas ciencias. Creemos que es fundamental no abandonar estos caminos y crear otros que cada vez más saben cómo socavar el progreso tecnológico y científico. Las biotecnologías, que se dicen en la primera parte del texto, ahora se aplican en muchos sectores, aparentemente sin relación entre sí, pero que tienen como base común el hecho de ser un punto focal del sistema.
Finalmente, estas tecnologías están dirigidas principalmente a cualquiera que decida ser un enemigo del orden establecido: en los últimos años, los camaradas investigados o arrestados como resultado de la prueba de ADN son cada vez más frecuentes. Sólo recientemente, recordamos la nueva encuesta de Alfredo Cospito, ya en prisión por el ataque a Adinolfi y ahora acusa de una bomba en el Parma RIS por el supuesto descubrimiento de una gota de sudor sull’ordigno, el caso de los dos compañeros que viven España y los Países Bajos detenidos por robos en Alemania en base a supuestas coincidencias de ADN, y el compañero griego Tasos Theofilou acusados de cometer un robo en base al supuesto descubrimiento de uno de sus cabellos en el lugar donde se produjo el robo.
Todo esto significa que estas técnicas científico-represivas mejoran, entre otras cosas, la estructura de defensa que el sistema está equipado para proteger aparatos, instituciones y elites que representan intereses de dominación y prestigio. Protégelos de cualquier ataque posible para que su operación no se vea menoscabada. Por otra parte estas técnicas para acelerar aún más el tecno-científica, financiera, industrial, de alto consumo energético y la alienación que está teniendo lugar y que es devastador irreversiblemente la Tierra y toda criatura viviente que habita. Específicamente, el muestreo de ADN no es de ninguna manera una nueva técnica que la ciencia y la represión usan, ya que en algunos estados ya ha estado presente desde finales de los años noventa; Sin embargo, más recientemente, la creación de un banco nacional de ADN y la indexación generalizada, laboratorios especializados y coordinación a nivel europeo e internacional, lo que representa un nuevo avance por la dictadura tecnocrática basado en la docilidad y la paz social, la manipulación y el control de los vivos y el aumento del poder capitalista.
Enriquecer nuestra conciencia de las herramientas que el sistema brinda para defenderse, reprimirse y fortalecerse a sí mismo, puede ser útil para asegurar que nuestra crítica y nuestra lucha sean cada vez más fervientes.

El desarrollo tecnológico y el dominio. Algunos elementos para reflexionar (texto expuesto y debatido en el “Ii encuentro anarquista contra el sistema tecno industria y su mundo”

     El desarrollo tecnológico y el dominio. Algunos elementos para reflexionar

El desarrollo de la tecnología en sus aparatos, proyectos y realizaciones concretas representa el eje en que se basa el sistema. Gracias a este desarrollo el sistema se reestructura y refuerza, penetrando cada vez más en los cuerpos vivos y adquiriendo nuevas posibilidades de gestión y control de los que se definen “recursos naturales”, o sea de todo lo que existe y que es considerado de algún provecho para fines humanos, y por eso potencialmente explotable.

Las biotecnologías representan el ápice del control de los procesos biológicos desde el nacimiento hasta la muerte y de la manipulación de los organismos vivos. A través de las técnicas de ingeniería genética los seres vivos se hacen objetos de experimentación para la investigación científica y nuevas mercancías para satisfacer los intereses de las multinacionales químico-farmacéuticas y del agribusiness.

Las nanotecnologías, actuando a escala nanométrica (una mil millonésima parte de metro) operan en el reino de los átomos y moléculas. El desarrollo de estas tecnologías ha permitido acceder a los “ladrillos de la materia”. De esta manera se puso la base para obtener una uniformidad material a escala nanométrica, a través de la cual es posible unir un organismo vivo con materia artificial.

Si por un lado biotecnologías y nanotecnologías, con su existencia y utilización, crean nocividades, por otro lado el dominio nos las propone come soluciones a las mismas nocividades que producen, garantizándose la apertura de una nueva rebanada de mercado. No es mas que el esfuerzo del sistema tecnocientífico para perpetuar su existencia respondiendo a las necesidades inducidas y buscando mostrar su intervención como necesaria y indispensable. La existencia del sistema no puede prescindir de la destrucción, la explotación y la opresión de los seres vivos y la tierra. La única solución es atacar el poder para verlo destruido. El desarrollo de las nuevas tecnologías convergentes es el frente que no podemos no tomar en consideración desde una crítica radical y en el marco de una lucha que mira a atacar en su raíz la destrucción ecológica, que no tiene antecedentes en el planeta, y la degradación del ser humano, conscientes que el mundo presente y lo del mañana están ahora en juego, en la convergencia de los aparatos científicos del dominio.

Ningún pacto y ninguna mediación son posibles porque, tomando el papel de interlocutores  y reconociendo como tales las demás partes en juego, no se hace mas que el juego del poder, que necesita protestadores que encanalar hacia un disenso pacificado. Un disenso que busca más la espectacularización de la oposición que la creación de momentos de verdadero conflicto con el sistema.

Delante de una oposición “en los límites de lo aceptable”, el sistema se involucra, buscando nuevos caminos para obtener aprobación y aceptación social, cediendo en algunos puntos para darse una forma diferente, y adaptándose a las condiciones para poder obrar tranquilamente y obtener la aprobación y el apoyo de los que antes lo fastidiaban. Pensamos por ejemplo a la cuestión del glifosato (uno de los herbicidas con mas difusión en ámbito agrícola, normalmente asociado a cultivos genéticamente modificados capaces de resistir a altas dosis de herbicida). Delante de las contestaciones el problema llegó al parlamento y, por la felicidad de muchas siglas del ambientalismo italiano, fue prohibido. Mirando más atentamente, pero, podemos enterarnos que a ser declarados ilegales fueron solo los productos que contienen el coformulante Ammina di sego polietossilata, o sea la minoría de los productos. El glifosato no es ilegal, y los que no avenenan ayer siguen haciéndolo hoy. Pero esta maniobra ha sido bastante para anular el disenso por parte de las siglas ambientalistas, contrarias al uso del glifosato hasta aquel entonces.

No es más que un juego de papeles en un teatro en que por un lado los manifestantes denuncian una nocividad mientras que por otro lado el sistema, hasta donde sea posible, busca satisfacer algunas peticiones para evitar que el disenso pueda superar el umbral aceptado y totalmente inmutado. Es necesario actuar ya en contra el existente y contra el sistema, sin dejarnos frenar por la lógica de la cantidad, que dirige hacia el camino resbaladizo de la política, de la mediación, de la concepción que para ser eficaces se necesiten grandes números.

Es necesario tener un horizonte alargado, en todo lo que hacemos y en las luchas que llevamos adelante, intentando individuar el enemigo y a eso oponerse. Cuando nos oponemos a la guerra, a las nocividades, a una cárcel, a la represión, a la explotación, a la autoridad, a la moral, deberíamos siempre recordarnos todos estos aspectos y intentar tener una visión global. La lucha radical contra una nocividad especifica es una oposición que no se limita solo a esa, sino es una lucha más amplia: la en contra del dominio que cotidianamente explota, controla y reprime. La oposición a una nocividad tiene que ser una chispa, un principio, un fuego que se propaga y pone en discusión mucho más.

         La estrategia del sistema, la aceptación social

La justificación y la aprobación social son los medios a través de los cuales el poder esconde sus proyectos: introducir nuevas tecnologías en la sociedad. Los desarrollos de las nano y biotecnologías en medicina corren hacia esta dirección. Propuestos como desarrollos milagrosos, llegan a ser parte de la normalidad y, poco a poco, a pasos pequeños, son aceptados por la sociedad y con el tiempo se vuelven necesarios. Pensamos a los diagnósticos genéticos preimplantacionales (DGP) en el campo de la reproducción artificial humana; propuestos como herramienta útil para identificar con antelación enfermedades genéticas y otras patologías en los embriones, llevan consigo un potencial eugenético. O sea, hemos pasado de una utilización inicial exclusivamente médica a otros usos que trascienden ese ámbito y que llegan a responder a necesidades inducidas y a sueños que esta sociedad induce y desarrolla: el sueño de la niña perfecta, a medida.

En algunos países donde la ley lo permite, a través del DGP es posible, además de evitar la presencia de una enfermedad genéticamente transmisible, elegir en el embrión características como el sexo, el color de los ojos o del pelo. Es imposible imaginar un uso bueno de la tecnología. Una vez descubierta una nueva aplicación de una tecnología se pasará ya a su realización.

Ha llegado el momento de actuar; estas tecnologías tienen efectos irreversibles, que modificarán los seres vivientes y la existencia como la conocemos ahora, haciendo siempre más penetrante y total la acción del poder sobre los cuerpos. En la procreación asistida y en el vientre de alquiler, la llamada gestación por sustitución, la reproducción se aleja de la sexualidad y de los cuerpos, es sometida al control del poder económico de los comitentes, del poder médico y tecnológico, con la siguiente perdida por parte de la mujer del poder sobre sí misma y sobre las capacidades de autodeterminar la propia relación con la hija. Como asamblea Ortigas hemos elegido estar en las plazas en el día de la jornada internacional contra la violencia a las mujeres con una concentración en contra de la procreación asistida. De hecho pensamos que la reproducción artificial sea una violencia invisible que sabotea la autodeterminación y la libertad de las mujeres.

La modificación del viviente: los organismos modificados genéticamente

La tecnología genética representa un nuevo salto de calidad en el desarrollo del control sobre la agricultura, mientras todas la posibilidades de un abastecimiento autónomo se hacne siempre más difíciles si no imposibles, y las semillas patentadas contribuyen a la destrucción de la biodiversidad.

Como muchos rey Midas o pequeños Faust, científicos de bata blanca y todos los que se entregan a la ingeniería genética quieren trasformar la realidad a su gusto hasta el genoma más intimo, recostándose felizmente dentro de una visión antropocéntrica del mundo que piensa que lo vivo sea imperfecto, un recurso que manipular y mejorar necesariamente. Las únicas cosa que tienen que quedarse intactas y que tienen que ser perpetuadas a cualquier precio son el sistema tecnocientífico, el capitalismo y su crecimiento ilimitado y totalizador.

La modificación genética del viviente es hija de este sistema y encuentra su sitio y su utilización solo dentro de una lógica de crecimiento e innovación constante, sin consideración para las consecuencias sociales y ecológicas. El mundo, pues, se vuelve un enorme campo experimental. Un laboratorio extendido, donde todo es cuerpo que descomponer, manipular, explotar.

Al hablar de organismos modificados genéticamente lo primero que ocurre es el discurso concerniente los problemas que estos puede llevar a la salud humana y de los seres vivos. Este aspecto es seguramente importante y es un problema real pero, si nuestra consideración fuese solo para el riesgo hacia la salud humana, sin tener una mirada más amplia que considere todo el sistema que produce los organismos modificados, esto podría ser un discurso fácil de explotar. El sistema con sus medios podría empeñarse a hacer cada vez más seguros los organismos modificados, reduciendo el riesgo para la salud humana y de los demás seres.  Si el problema de los efectos nocivos sobre la salud fuese reducido o bien eliminado, sería una victoria solo para los que piensan que sea posible mejorar este mundo. No se trata solo de un problema concerniente la salud, sino también concerniente la explotación y la manipulación de lo vivo. Si faltase este aspecto la crítica se volvería útil para el poder, porque criticando una nocividad o un preciso desarrollo tecnológico, se favorecen otros o se anima su mejoramiento, permitiendo que el sistema se maquille de verde, sin que este sea puesto en discusión como nocividad a la base de todas las demás y origen de la opresión y de la explotación de los seres vivos y de la tierra.

Si queremos echarle un vistazo a la trayectoria de las luchas en contra de los organismos modificados en Italia, podemos partir desde la segunda mitad de los años noventa. Inicialmente llevada por algunas grandes asociaciones ambientalistas, la crítica a los organismos modificados era abordad con métodos de protesta que no eran más que una falsa solución basada en el consumo crítico, y no iba más allá de la utilización de los organismos modificados en ámbito agroalimenticio, basándose principalmente en la critica a los riesgos para la salud del ser humano. No se ponían en discusión ni la centralidad del desarrollo tecnológico ni el modelo de desarrollo capitalista.

En esos años, en el resto del mundo, se analizaba el contenido social del problema de los organismos modificados, y no solo las preocupaciones para la salud relacionadas con alergias y resistencias a los pesticidas. Los agricultores indianos fueron los primeros a practicar la destrucción completa de complejos industrial de Monsanto, y las movilizaciones numerosas de sus sindicatos, con millones de participantes, fueron las primeras a destruir latifundios cultivados con plantas modificadas genéticamente.

En el mientras en Europa y en los EEUU la resistencia se hacia más concreta, con la destrucción tanto de cultivos experimentales de organismos modificados como de cultivos con fines comerciales. En el 1998 en Italia dos acciones reivindicadas por el FLA (Frente de Liberación Animal) atrajeron la atención nacional sobre el tema de los organismos modificados genéticamente, mientras pocos años después empezaron también prácticas de sabotaje a los cultivos experimentales. A lo largo de los años han sido muchas las manifestaciones de este tipo como las acciones directas contra el sistema tecnocientífico, pero en el caso de Italia se puede observar como las movilizaciones amplias se han ido reduciendo y hoy en día hay solo pocos movimientos de protesta. A la fin de la década de los años 2000 las multinacionales, las empresas y las instituciones han empezado otra vez una vasta experimentación con los transgénicos. No obstante la ausencia de movilizaciones más incisivas, no se han detenido los ataques contra sedes y depósitos de empresas y instituciones que se dedican a la investigación y la experimentación biotecnológica.

El pasado octubre en Bergamo hubo el G7 Agricultura. Un teatro de la aprobación en que los potentes del mundo han agitado los colores verdes de la sostenibilidad, de la agricultura biológica, de las producciones pequeñas y locales, a km 0, usando el pretexto de querer escuchar a los agricultores para afrontar juntos cuestiones importantes. Han sido días en que se ha hablado de nuevas tecnologías de modificación y ingeniería genética; un cuento lleno de retórica y propaganda, que hace manifiesta la esperanza de “encontrar soluciones” definitivas a la hambre mundial y a la sobrepoblación, creando en laboratorio, gracias a la biología sintética, comidas y plantas del futuro.

En ocasión del G7, como asamblea Las Ortigas hemos organizados algunas iniciativas de protesta, concentraciones, repartición de material informativo, una jornada de intercambio de semillas y un paseo en bici hacia la sede de la multinacional Israeliana Adama Italia, que produce y comercializa venenos, y hacia el CREA, o sea el instituto de experimentación genética para la cerealicultura.

Todas estas actividades han sido realizadas con la voluntad de proponer una reflexión sobre la ingeniería genética, la relación entre esta y la agricultura y, más en general, sobre las nuevas tecnologías de manipulación y control.

El G7 Agricultura ha sido una ocasión que ha visto expresarse muchas posiciones contrarias a la cumbre, pero que sustancialmente, no tomando posiciones radicales, no han hecho otra cosa que conciliarse con la idea de un mundo en que el G7 Agricultura encaja perfectamente. De hecho presentarse como alternativas presupone prácticas de convivencia, cogestión y complicidad con el poder a que en teoría se está haciendo oposición. Convivencia porque con alternativa, por definición, se presupone una contraparte dominante que no se puede suprimir sin correr el riesgo de perder espacios garantizados. Cogestión porque los desastres que el poder está creando no son puestos en discusión como tales, sino son planteados por áreas y grupos de trabajo, que se proponen como contrapartes más “éticas” a la mesa redonda de las soluciones tecnocientíficas. De hecho es una cogestión y como tal no perturba lo que da origen al desastre, sino lo tecno-humaniza aún más, aunque sea a velocidad slow o con el sello Bio.

La crítica al G7 como evento mediático, fruto y fautor del mundo que queremos contrastar, es parte de una trayectoria de lucha. Empresas como Adama o el centro de experimentación genética para la cerealicoltura, después de todas esas contra cumbres y mesas redondas, siguen tranquilamente en el mismo camino de antes. Eventos como el G7 no pueden ser ni un punto de inicio ni un punto donde llegar para una lucha que quiere ser radical y que pensamos sea necesaria. Tenemos que rechazar el sistema de dominio con sus lógicas de delega y de cogestión democrática de las nocividades. El nuevo tecnototalitarismo no es lo de la imposición sin más, sino sobre todo es lo caracterizado por la participación, por la coexistencia: somos llamadas a colaborar voluntariamente a nuestra explotación y envenenamiento.

Hoy en día la agricultura es estrictamente subordinada a quien controla las patentes y, como ya pasa en muchas zonas del mundo, las antiguas sabidurías son suplantadas por el nuevo verbo científico. La posibilidad de elección no es más que una quimera: la única elección está entre las páginas de los catálogos. No es desde sus mesas que podemos esperar en un cambio de dirección, sino oponiéndonos radicalmente a este mundo, a sus lógicas de provecho y dominio a expensas de seres vivientes y de la tierra.

En contra del transumanismo, y la era postumana que viene

El pasado septiembre hubo la primera edición italiana del Singularity Italy Summit. La universidad de la singularidad, basándose en la teoría de la singularidad de Ray Kurzweil, se propone como objetivo lo de preparar los líderes a aplicar las tecnologías exponenciales para responder de forma adecuada a los cambios antropológicos, sociales y ecológicos que requiere el mundo tecnologizado.

Dos días dedicados al encuentro entre estudiosos, emprendedores, científicos, influencer provenientes de todas las partes del País.

En este mitin se habló de cómo afrontar “los grandes desafíos de la humanidad”. Tomando como pretexto el miedo a la muerte, el deseo de inmortalidad y superación de los límites, se planea un futuro luminoso donde la tecnología se hace herramienta de liberación y superación de todos los limites. Pero no puede existir libertad en un mundo en que, para que podamos vivir en el futuro fabuloso que nos prometen, nos piden en cambio la aceptación completa de un mundo tecnologizado, artificial, ingenierizado y nanotecnológico.

La elección de estar ahí con una concentración fuera de la sala donde hubo el mitin es fruto de la necesidad de reafirmar que las tecnologías, en cuanto herramientas del poder, no pueden si no mantener y hacer crecer ese mismo poder, con una omnipresencia y una manipulación de los cuerpos siempre mayor. La singularidad no es solo la creación de máquinas superinteligentes: ante todo es el nacimiento de un nuevo régimen autoritario, donde algunos humanos dominan sobre otros seres y sobre el mundo a su alrededor a través de las nuevas tecnologías. Un régimen donde el ser humano, ya seguro de poder manipular lo que está a su alrededor, puede ilusionarse de ser libre, corriendo detrás de su sueño de perfección, potenciándose y borrando todas las fronteras y limites físicos para dar vida al Cyborg. En este mundo los cuerpos, los elementos naturales, ya no son un fundamento indisponible sino se vuelven utilizables, manipulables, mejorables. La Singularidad que nos propinan estos tecnocientíficos no corresponde a la unicidad y a la singularidad del individuo, sino a la uniformidad y a la homologación fruto del desarrollo tecnológico

LA REPRODUCCIÓN ARTIFICIAL DEL SER HUMANO (texto expuesto y debatido en el “II encuentro anarquista contra el sistema tecnoindustrial y su mundo”

LA REPRODUCCIÓN ARTIFICIAL DEL SER HUMANO

Estas reflexiones intentan comprender la complejidad en que se sitúan el vientre de alquiler, llamado también gestación por sustitución, y la procreación asistida dentro del paradigma e del funcionamiento del sistema tecno-científico.

Las tecnologías de reproducción escinden el proceso de la concepción y del embarazo, aíslan las funciones haciéndolas separables. La fecundación in vitro permite la realización afuera del cuerpo de una parte de ese proceso continuo que ha sido fragmentado. La dimensión de exclusividad femenina llega al máximo grado de sumisión, expropiación y resignificación.

Las mujeres son también la materia prima para la industria de las células madres, porque esta necesita una enorme cantidad de embriones, tejidos fetales, sangre de los cordones umbilicales, fetos y ovocitos. Los óvulos para la investigación con células madres vienen de la estimulación ovárica de la procreación asistida, y los embriones de los producidos en exceso, no implantados en mujeres y luego crioconservados.

Las investigaciones sobre células madres se basan en la capacidad generativa de las mujeres, de que traen no solo provechos, sino también materiales. El ex-traer materiales humano en la escisión del proceso generativo lleva consigo consecuencias que llegan más allá del puro provecho económico.

Los laboratorios de investigación hablan de gestión del material biológico en exceso. Pero no se trata de esto, no es simple material en exceso. Se produce expresamente para satisfacer las exigencias de las investigaciones y sobre todo en esta expropiación está en juego el sentido de ser humano. Un proceso de producción encarnada. Es precisamente en los cuerpos que se inscriben los dispositivos de poder: cuerpos materiales y cuerpos sexuados. No es casual por parte del sistema la re significación y la cancelación de la dimensión de la procreación y la cancelación del sujeto mujer.

El capitalismo en su avance ha extendido los territorios que acaparar y explotar, haciendo mercancía de cada ser vivo y mercantilizando los mismos elementos vitales, que se vuelven meros “recursos” adquiriendo un valor económico por lo que producen de explotable. El valor por sí ha sido destruido. Es así que un rio no tiene valor en cuanto parte integrante de un ecosistema y un bosque no se percibe ya como una densa red de interrelaciones vitales, sino rio y bosque son considerados y hechos recursos que depredar. Es así que las semillas terminator de Monsanto son modificados genéticamente para ser estériles. Es así que nos hacemos bombardear por hormonas para producir un exceso de óvulos para luego venderlos. De la manipulación de las semillas vegetales llegamos a la manipulación de los seres humanos.

En la era tecnológica, el nuevo camino de expansión consiste en el destruir los benes comunes o naturales con el fin de privar de esos las poblaciones. Luego, no queda más que sintetizarlos- a través de la tecnología- y venderlos en forma de subrogados. Destruyendo los ecosistemas y las condiciones de vida, el sistema tecnoindustrial sumite a los seres humanos a un envenenamiento continuo, que compromete su capacidad de reproducirse: sus devastaciones abren asì nuevos mercados[1].

Las tecnociéncias cruzan los cuerpos, pero no es un cruzar metafórico y sin dolor, no es una representación abstracta, sino una cuestión concreta y política.

Los desarrollos de los procesos tecnológicos que manipulan lo vivo nos ponen en un plan diferente, más profundo: ya no se trata solo de mercantilización, de explotación, de gestión y control. Aunque todos estos planos no desaparezcan, nos encontramos también delante a una omnipresencia tecnológica total, que penetra en las dimensiones vitales, que mientras modifica lo vivo y la materia- como pasa en las modificaciones genéticas y nanotecnológicas- transforma y crea también una nueva realidad, una nueva percepción de nosotras mismas, de nuestro ser y estar en el mundo y del mundo a nuestro alrededor. Específicamente, la reproducción artificial es la resignificación y la consiguiente metamorfosis de la maternidad, de la procreación y un paso hacia la metamorfosis del ser humano y de todo lo vivo. Un paso hacia ese proceso de homologación y domesticación, en ese proceso que esta artificializando el mundo: si lo vivo se vuelve otra cosa, sea después de procesos de ingenierizacion, sea en la percepción que tenemos de él, lo vivo será totalmente incorporado por el sistema y modificable según las exigencias del mismo sistema.

En el nombre de la libertad se esconden abominaciones, en el nombre de la libertad de disponer del propio cuerpo y en el nombre de la autodeterminación hacemos nuestras las lógicas de este sistema tecnoindustrial. La mercantilización de la capacidad reproductiva de la mujer, la compra-venta de una niña, el hacernos emprendedoras de nosotras mismas, se colocan perfectamente dentro de las lógicas neoliberales de este sistema en que todo es mercancía, todo se puede cuantificar y someter al criterio de lo útil, todo está en venta, todo es un engranaje en una mega máquina que tritura los cuerpos y el mundo entero.

Esta izquierda cyber-liberal altera la lucha por la libertad individual con la apología de la libertad mercantil. Confunde igualdad política con el hacer biológicamente uniformes los individuos. Sueña con un eugenismo liberal, la abolición del cuerpo y el útero artificial. Imagina una posthumanidad a través de la re-creación tecnológica de la especie humana. Bajo la máscara de la trasgresión y de la rebelión: la adhesión entusiasta al tecnocapitalismo[2].

La sociedad patriarcal ha siempre explotado la capacidad de reproducción de las mujeres. Es en los que no tienen el poder de llevar en su regazo una hija, pero que desean tener una para sí, que anida esta explotación del cuerpo femenino.

No nos dejemos desviar por la retórica del altruismo. No puede existir una “gestación por sustitución ética”: si se legalizará y se generalizará se volverá inevitablemente comercial, es bastante pensar en los reembolsos de gastos para la madre que ha alquilado el útero. Así como tenemos consumidores éticos y el mercado ético, tendremos también al préstamo ético del útero, donde la mujer gestante ya no será solo una mujer ucrania pobre y explotada, sino a lo mejor una mujer occidental “tratada bien”; así se callan las conciencias, pero en la sustancia no cambia nada.

También para la “gestación por sustitución gratuita” hará un contrato y una reglamentación, y aunque haya una cláusula que permita a la mujer gestante elegir si tener la niña o interrumpir el embarazo, como podemos ser tan ingenuas y pensar que detrás de la que llaman elección en realidad no se esconda una situación de necesidad? Como podemos no pensar que de dichos contratos y reglamentaciones no se llegue a una degeneración y a una situación coercitiva?

En los pleitos que llegan a los tribunales donde la mujer que ha alquilado el útero no quiere entregar su hija a la pareja comitente, para el supremo interés de la persona menor de edad siempre se da la razón a la pareja de comitentes, o sea a quien tiene el poder económico, y no a la mujer madre de esa hija.

Una mujer, en una situación extrema de pobreza, situación que se usa demasiado para justificar lo injustificable, además de poder plantar patatas toda la vida, casarse con un viejo rico occidental y alquilar el útero tiene también otro camino: lo del orgullo y la dignidad de si misma y de la no aceptación.

Se podrían objetar que afirmaciones como estas lleguen de mujeres que se encuentran en una posición “privilegiada”. Es verdad, pero en lo profundo de la cuestión está el considerar o no como aceptables determinada prácticas. Simplemente, sin demasiadas palabras, si estamos en contra de la mercantilización y la explotación de todos los seres vivos, no tiene sentido llegar a justificar algunas expresiones y manifestaciones de dicha explotación y hasta a quererlas reglamentar. Simplemente no tienen que existir.

 

Las nocividades no se pueden reglamentar porque eso equivaldría a difundirle y hacerlas universales; reglamentar significa que ya hubo el desastre; el desastre ya se encuentra en la emisión, el desarrollo y la difusión de algunas prácticas. Como nos enseñan los desarrollos de las tecnociéncias, los efectos colaterales suceden normalmente y se vuelven la normalidad con que convivir, así como es normalidad regatear los límites de la contaminación.

Ninguna reglamentación es aceptable porque la misma práctica es inaceptable. Hay que situar la línea del discurso antes de debatir sobre una posible reglamentación, asì como no es posible reglamentar el nuclear, los organismos modificados genéticamente, la vivisección, porque, aguas arriba, pensamos que todo eso sea inaceptable. Existe una dimensión indisponible: los cuerpos son indisponibles, lo vivo es indisponible, la dimensión de la procreación es indisponible.

Como estas tecnologías controlan procesos vitales enteros, por su misma constitución, no es posible su cogestión, ni desde abajo ni desde arriba. Permitir que estos procesos acadan, bajo cualquier forma, equivale a hacer posible el siempre mas total despojo de nuestros cuerpos, privados de cualquier gestión por nuestra parte que no pase por la máquina medicalizante.

 

Existen clínicas con enormes bancos de óvulos de vendedoras seleccionadas por sus características.

España es uno de los países con una postura liberal que prevén explícitamente una retribución para la venta de los óvulos. Clínicas de otros países venden los óvulos a través de clínicas españolas y organizan paquetes de viajes donde la parte del proceso que no es legal en su propio país la hacen en España en una de las trescientos clínicas situadas acerca de la costa y de sitios turísticos y aeropuertos.

Es bastante escuchar las entrevistas a algunas mujeres que alquilan el útero en la Biotexcom a Kiev para enterarnos que para estas mujeres es mejor si los óvulos previenen de otras mujeres, con el fin de intentar alejarse psicológicamente de la niña que nacerá, para intentar no sentirla como propia: «nosotras tenemos que prepararnos psicológicamente a no sentir amor materno, […] sé que cuando los veré no me parecerán, tendrán los rasgos de dos personas no conocidas y por eso no podré echarlos de menos», explica una mujer embarazada de dos hijos que vienen de los óvulos de otra mujer.

Si los óvulos provienen de otra mujer, se efectúa la fecundación in vitro, que presupone el diagnóstico genético preimplantacional (DGP). Antes de implantar los embriones en el útero de la futura madre que ha recurrido a la procreación asistida o a la madre que ha alquilado el útero, se hacen pruebas genéticas a una decena de embriones, para determinar los posibles rasgos y las predisposiciones a desarrollar unas cuantas patologías, col fin de seleccionar “los mejores”. En la elección de estas características permanece silenciada una cuestión: ¿por cuánto tiempo se admitirán “desechos”? ¿Quien define las características “mejores”, performantes? Lo que se considerará anormal, desviante, no productivo, no funcional a este sistema simplemente será eliminado en su origen. La eugenética es imprescindible de las tecnologías de reproducción artificial.

Come pensamos que podemos permanecer sujetos activos en grado de gestionar o controlar el proceso total? La libertad de elegir la propia hija será solo la de elegirla en un catálogo. Una libertad de consumidora, reducida a la elección entre modelos preseleccionados.

 

La fecundación in vitro y el DGP tiene todas las características para difundirse. El desarrollo de la genómica, para el análisis del ADN y una interpretación de sus variaciones cada vez más precisa, es hoy en día crucial en todos los ámbitos de la medicina. Una medicina que se hace cada vez mas genómica, personalizada y preventiva. No hacen falta inversiones específicas, es el sector de la genómica entero que se está desarrollando en esta dirección. También para la  fecundación in vitro y el DGP, como para todas la demás tecnologías, al fin de promover y crear su aceptación, se hace presión sobre los problemas de salud, específicamente los concernientes la fertilidad o las patologías genéticas de la niña que nacerá. Pero el análisis de los datos sobre quien hace efectivamente recurso a la procreación asistida demuestra que cada vez más parejas fértiles y sin problemas de patologías genéticas eligen la fecundación in vitro con el solo fin de recurrir al diagnóstico genético pre-implantacional junto con la posibilidad, por ejemplo, de seleccionar algunas características físicas como el sexo o el color de los ojos.

Esto es los que está pasando en los EEUU, pero es una tendencia significativa de la dirección que está tomando esta práctica.

Se creerá y alimentará el deseo de dar a la hija que nacerá una heredad genética mejor de la que podrían fornir los mismos gametos.

Con la nueva tecnología de ingeniería genética  CRISPR/CAS 9 es posible practicar la corrección del genoma- el editing del genoma- de una manera más económica, rápida y precisa. Esta tecnología se está desarrollando para la modificación de vegetales, de animales de cría y de laboratorio, para las terapias génicas, con una atención particular hacia su uso potencial para crear modificaciones en la linea germinal humana. Los experimentos se efectúan con embriones descartados de las clínicas de fecundación asistida.

Todo lo que hace falta para la selección humana existe ya o está en fase de perfeccionamiento ulterior o en fase de investigación: la extracción de los óvulos, poder fecundarlos y trasplantarlos, la crioconservación de los embriones, los softwares para analizar y comparar los resultado de la secuencia genética y las investigaciones con células madres para transformarlas en gametos. Actualmente todavía no se efectúan manipulaciones genéticas durante la fase del diagnostico pre-implantacional, pero la idea de la fabricación de la “niña perfecta” subtiende el mito del hombre perfecto, del hombre potenciado del transumanismo.

Por el cuerpo de las mujeres pasará una experimentación biotecnológica con consecuencias para las generaciones futuras. Las manipulaciones genéticas, así como las modificaciones de la linea germinal, llevan consigo consecuencias irreversibles. A lo mejor se piensa que no llegaremos nunca tan lejos, que las manipulaciones genéticas no irán más allá de las monoculturas agrícolas. Pero si será posible hacerlo técnicamente, se hará y no existe una nube ética que pueda impedirlo. Y aunque no será posible hacerlo técnicamente, en el mientras tendremos interiorizada una idea precisa de lo vivo, algo imperfecto que modificar y mejorar. Tendremos interiorizada  la apología de la tecnología y del poder “sin límites” de la ciencia, concebida como medio para satisfacer nuestros deseos, específicamente lo de maternidad y paternidad, pero también los deseos de omnipotencia y, de forma no muy escondida, de inmortalidad. Que redescubramos el sentido del límite: el límite no es un tabú. Es más una evidencia, una necesidad, a veces, una oportunidad. Y entonces aparece una idea de libertad no como ausencia de límites, sino como acción, elección, conciencia y responsabilidad.

No será un dictador visionario a imponer el eugenismo, sino progresistas demócratas, que están ya abriendo el camino hacia una eugenética liberal. Una vez que la procreación asistida se extenderá a todas y todos, entraremos en un circuito en que, en nombre de la libertad de elección, se creerá un contexto en que no se podrá hacer de otra forma. La procreación asistida no tiene nada que ver con las practicas auto-organizadas de mujeres lesbianas deseosas de tener una hija que eligen recurrir al esperma de un solidario, sino se sitúa y se actúa dentro de un sistema médico y técnico.

Cuanto más son profundas e irreversibles las consecuencias de estas tecnologías, tanto más nuestra lucha debería ser radical y debería llegar en profundidad, conscientes que en el nuevo mundo que están construyendo, o de-construyendo, tendremos siempre más que ver con quimeras y con hijas que, aunque no dejen de ser hijas, serán del Estado y del capital tecnoindustrial, que reivindicarán su gestación dentro de su proprio regazo- el laboratorio- y luego  reivindicarán su control y gestión. Estamos entregando la dimensione procreativa en las manos de tecno-científicos, biotecnologías, y clínicas de reproducción.

Cuanto tendremos que esperar antes que colosos como Bayer-Monsanto aposten para este sector?

Las consecuencias llegan mucho más allá que la procreación, así como para los organismos modificados o las partículas nanotecnológicas liberadas en el ambiente las consecuencias llegan más allá que la gravísima nocividad para la salud y el ecosistema. Nos encontramos delante de una profunda trasformación de toda la sociedad. Podemos imaginar estas tecnologías como nudos en que se entrelazan distintas dimensiones creando una red en que se desarrolla el sistema tecnocientífico, en que se está planeando y construyendo un mundo siempre más informatizado, ingenierizado, nanotecnológico y artificial, con un ser humano vaciado, homologado y domesticado.

Parece que el sistema haya comprendido bien la apuesta y que no tenga ninguna intención de renunciar. Es nuestro compito comprenderla y oponernos, con fuerza, a ese proceso que intentan hacernos creer que sea ineluctable. Conscientes que si no luchamos ya ahora, mañana será demasiado tarde.

Como “Collettivo Resistenze al Nanomondo” (Colectivo Resistencias al Nanomundo) en nuestra trayectoria de análisis critica y oposición a las tecnociéncias no podíamos no interesarnos por la procreación artificial del ser humano y hemos traducido el libro francés “La riproduzione artificiale dell’umano” (la reproducción artificial del ser humano) de Alexis Escudero.

Como “Assemblea Ortiche” (Asamblea Ortigas) a Bergamo, el 25 noviembre, el día internacional contra la violencia a las mujeres, hemos realizado la primera iniciativa en Italia en contra de la gestación por sustitución y la procreación asistida: una concentración en que hemos repartido un texto, una exposición y luego un debate. Una iniciativa sumergida en el silencio ensordecedor del contexto italiano que pesa en el desarrollo de un debate real y de una crítica sin clichés, prejuicios y cierres ideológicos.

Este verano el 22-23-24 de junio en Italia se hará la primera “CAMPAMENTA FEMINISTA CONTRA LA REPRODUCCION ARTIICIAL Y EL SISTEMA QUE LA HACE NECESARIA”. Somos parte de la organización un grupo de mujeres provenientes de trayectoria políticas distintas: entre nosotras hay lesbianas, feministas, anarquistas, ecologistas, antiespecistas. Tres días solo entre mujeres en que desarrollar y compartir análisis y experiencias privilegiando un enfoque interseccional; los contenidos de los debates variarán desde el análisis critico al

[1]Escudero A. (2017), La riproduzione artificiale dell’umano, Ortica Editrice, p. 51

[2]Escudero A. (2017), op. cit., p. 21

[Analisis] Fukushima: co administrar la agonía

Fukushima: coadministrar la agonía
En este 11 de marzo de de 2015, cuatro años después del desastre nuclear en Fukushima sin terminar, se puede preparar un presupuesto oficial : 87 niños con cáncer de la tiroides, y otros 23 sospechosos de ser 120.000 ‘refugiados’, 50.000 liquidadores movilizaron el umbral de sacrificio debidamente detectados, piscinas llenas de combustibles listos para explotar en la cara, escoria masiva y agua constante contaminada en el océano, no menos de 30 millones de m 3 de desechos radiactivos para ser almacenados por la eternidad.
Este presupuesto existe Volveremos a eso.

El Estado transforma a los habitantes de Fukushima en cogobernadores del desastre

Una vez que se ha elaborado este “presupuesto”, respetuoso con las víctimas y las preocupaciones, es hora de sacar las conclusiones adecuadas. Uno de ellos es el siguiente: a medida que allestiva la ayuda proporcionada por los grupos de ciudadanos, las ONG, de las estructuras más o menos independientes, el estado volvió a la gente de Fukushima, por lo innegable y disfrazada de ‘participación ciudadana’ en cogobernadores del desastre. Será tal vez que subrayar que este impulso cívico denota la espontaneidad, que el amor al prójimo, que el Estado no dio ninguna orden en este sentido, que todo el mundo ha sido y sigue siendo libre para “participar” en los movimientos similares, por supuesto! Sin embargo, muchos hombres y mujeres que lo hicieron, aunque sin saberlo, jugaron el juego del estado.

Esto es lo que encontramos.

La mayoría de sus grupos de ciudadanos, ONG, estructuras más o menos independientes han instado a los habitantes a equiparse con dosímetros, les han ayudado a obtenerlos o a construirlos a su manera, los han ayudado en la enorme tarea de una descontaminación imposible, recaudaron fondos con figuras colosales para comprar equipos que les permitieran realizar anthropogammameters, los hicieron sentar para asignarles sumas que no sabían cómo usarlos, elaboraron documentos detallados sobre lluvia radioactiva, abrieron análisis de las dosis recibidas y control de la salud de las poblaciones. Estas “iniciativas de la ciudad” tenían como objetivo mostrar una realidad cuyos protagonistas creían que era negada por las autoridades. Al hacerlo, como el demonio (al igual que algunas estructuras, de tal Yamanashi, ayudar a las personas a reconstruir sus vidas en otro lugar ), la mayoría de ellos han ayudado a permanecer en su lugar, lo que hizo un título del estado en el que sólo objetivo, desde el comienzo de los eventos, era mantener a las poblaciones en el lugar . Entonces, en lugar de poner en tela de juicio la thanatopolítica de las sociedades humanas locas construidas sobre el peligro y el gobierno de la muerte, estas estructuras han enseñado a la gente a vivir con ella, esperando que los dosímetros hagan el milagro .

De Chernóbil a Fukushima, la co-administración ha hecho la administración para dar un salto cualitativo de la catástrofe: el trabajo en la gran inversión de la contramedida de desastres, ha dado lugar a un grado de perfección nunca antes alcanzado la potenciación de cada uno en su propia destrucción y la nacionalización de las personas eso lo genera

Grupos independientes … integrados

Tomemos dos ejemplos que muestran cómo, tarde o temprano, estas estructuras más o menos independientes han sido cada vez menos, y más o menos intencionalmente alineadas con las estructuras estatales.

Primer ejemplo: Ethos , un programa desarrollado en Bielorrusia en la década de 1990 para “mejorar las condiciones de vida en áreas contaminadas”, con el apoyo de la Comisión Europea, cuyo líder también fue director del CEPN, Centro de Estudios sobre la Evaluación de la Protección Nuclear financiado por EDF, CEA, Cogema e IRSN. Un clon de este programa, Ethos in Fukushim a, nació en Japón seis meses después del 11 de marzo de 2011, a iniciativa de una ONG local destinada a apoyar la moral de las tropas contaminadas mediante reuniones informativas en las que se recomienda la ayuda mutua. habitantes y algunas medidas ilusorias de protección contra la radiactividad. El lema de la ONG, cuya fe, es conocida, rompe las montañas, es:

“A pesar de todo, vivir aquí es maravilloso y podemos transmitir un futuro mejor”.

Al pasar el alumno rápidamente al maestro, esta iniciativa fue absorbida por la Comisión Internacional de Protección Radiológica (CIPR), que estableció “Diálogos”. Estos seminarios participativos reunieron a representantes electos, expertos científicos y grupos de ciudadanos preocupados por “revitalizar” las áreas contaminadas que realmente los necesitaban, a fin de inculcar una “cultura de práctica radiológica” y ayudar a cada uno a “optimizar la dosis”.

Segundo ejemplo: Safecast , «red global de sensores que recopila y comparte mediciones de radiación para permitir a las personas gestionar la situación gracias a los datos relacionados con su entorno». Tras su participación en una conferencia de la IAEA en febrero de 2014 en Viena, el líder de Safecast define a sus miembros como ” piratas informáticos , no aquellos que bancos svaligianos [ sic! ], pero de aquellos que son la fuerza motriz de la innovación “, y muestra claramente su certificado de profesionalismo, considerando” haber modificado con éxito los supuestos que el OIEA tenía en relación con lo que los grupos independientes pueden hacer […] ] a fin de proporcionar fuentes alternativas de información “, declarando con doloroso orgullo” su avance seguro en la próxima revisión de las directivas que preparan al OIEA en respuesta al desastre “. El delegado noruego ante el OIEA, que se interesó por los “sensores ciudadanos”, vio inmediatamente en Safecast : “personas creativas e innovadoras que desarrollan soluciones efectivas por sí mismas, y en caso de accidente en su país, serán muy felices”. que hay personas como ellos De hecho, ya deberías buscar personas como ellos “.

Sucedió que esta declaración fue recibida con aplausos, los administradores falsamente ingenuos de Safecast especifican:

«El consenso en la sala se ha cambiado […], el ICRP nos ha propuesto que busquemos financiación, el Departamento de Energía de EE. UU. Quiere integrar nuestras aportaciones en su nuevo sistema de información de emergencia, el IRSN quiere que los ayudemos en una sola de sus proyectos, la Comisión Reguladora Nuclear discute con nosotros para ver cómo integrar mejor la medida de la ciudad en sus planes de desastres “.

Los “sensores ciudadanos” de Fukushima: ciudadanos presos

El co-determinación de daños basados en el consenso bien recibida por todos en nombre de la necesidad de superar la situación, es muy deseable y se inscribe en una estrategia basada en el arte de utilizar las sobras que es la resiliencia . Enfoque apreciado por pronuclearisti, también se integra muchos anti-nuclearists en la implementación de la participación ciudadana que abogan – sin retroceder ante ninguna paradoja – con todo ellos mismos, tropezando peligrosamente en el cuestionamiento de la utilización de la energía nuclear en la que asume que su lucha se basa, y de la sociedad industrial lo que hace que esta apelación sea indispensable. Después de todo, el objeto de la cogestión en nombre de la democracia es el mismo estado. Al hacer que cada una contra-experto que es necesario educar, informar, equipar, para que sea un metro competitiva, debido a que presente una autoridad científica priori que decidirá las nuevas normas necesarias para el correcto funcionamiento de la máquina social, cogestión se manifiesta por lo es decir, el arte de propagar metástasis de estado , para retomar la fórmula clara de Jaime Semprun y René Riesel.

Algunos sociólogos de alarma, que toman cada oportunidad para alabar la ” lanceur d’alerte ‘[*], insistieron a presumir de los méritos de los ciudadanos’ redes de sensores que participan en la construcción de una inteligencia colectiva equipado y así conferir una capacidad activa para que los ciudadanos interpreten su entorno, lo capturen y lo midan y, finalmente, actúen en consecuencia “. De esta manera, allertologi se negó a ver la realidad sorprendente: muchos “ciudadanos-sensores” Fukushima se habían convertido precisamente los ciudadanos prisioneros .

Co-administrar, permitir, obedecer

Cogestionar el daño del desastre nuclear ayuda a superar la distancia que separa lo terrible de la aquiescencia con lo terrible. Co-administrar los daños del desastre nuclear conduce a tomar parte en el dispositivo que le permite habilitar la contaminación de enseñar a los hombres a vivir en tales condiciones pobres de existencia y se coloca en la cultura de masas. Cogestionar el daño del desastre nuclear es registrarse en el paradigma del orden , no en el de la transformación . Significa acompañar la agonía a la vida cotidiana de los cuerpos y eso, tan serio, de las mentes y su posible pensamiento opuesto. Habiéndose convertido en un maestro del arte de despreciar a sus adversarios que son los individuos conscientes, el Estado cogestionado, deseado por todos, no tiene más que falsos enemigos en cuya mano ha logrado deslizar los suyos. La identificación con lo que se teme afecta aquí mucho más que la cogestión tiende a la autogestión, que es para el desastre nuclear como lo fue la autocrítica al estalinismo: una técnica de internalización de la culpa y, en este sentido, de dominación, porque la cogestión es una congestión de la libertad y la negativa a ser privado de ella. Entonces es cuestión de encontrar una causa común para evitar colisionar con el propio rescate a través del rechazo. Ahora, las causas comunes abundan en Fukushima: tomar ventaja de una experiencia única, aprender a lidiar con el próximo desastre, restaurar la comunidad, dar un impulso a las fuerzas económicas, reactivar el empleo para los jóvenes, incitando a la población a un “retorno el país de origen “… de las amenazas de no reembolso de los gastos médicos a una buena reducción para los turistas, procedentes de la industria del entretenimiento remodelación (estadios de béisbol, museos) la construcción de mini-mercado con terrazas” más agradable” … en Fukushima, no lo hacen hay dudas: la inventiva mórbida es un furor.

Por supuesto, al reclamar, por un lado, salvar lo que se destruye por el otro, uno solo tiene que reiterar la obediencia al poder.

Nadine y Thierry Ribault

Tomado del sitio web de Finimondo

[FRANCIA – NOTRE-DAME-DES-LANDES] SEGUNDA OLEADA DE DESALOJOS EN LA ZAD

Esta semana se daban por concluidas las negociaciones entre representantes del Gobierno y algunos miembros del Movimiento contra el aeropuerto. Se esperaba una nueva oleada de desalojos, que finalmente se ha iniciado hoy, jueves 17 de mayo.

La madera ha estado presente a lo largo de estas últimas semanas de supuesta tregua, con enfrentamientos casi a diario, detenciones, represión, e incluso han destruido una cabaña (La Mandragore).

Esta nueva intervención tiene como fin destruir las cabañas y casas que han rechazado la legalización, o a las que se le ha denegado la legalización. De momento 7 han sido desalojadas, 4 destruidas, entre ellas la mítica cabaña de la Chateigne. Por su ubicación ha sido difícil resistir, a pesar de que hay centenares de personas en la zona.

Los obreros encargados de la destrucción de las cabañas han trabajado encapuchados y los logos de las empresas estaban tapados.

Esta tarde hay previstas concentraciones en apoyo a la zad en diversas ciudades del Estado francés. Se pide que la gente acuda a la zad para apoyar y reconstruir en los próximos días.

Para seguir lo que está pasando:

zadnadir.org

zadresist.antirep.net

[EE.UU.] Comienza la Resistencia contra el Oleoducto de la Costa Este. Zona Autónoma Hellbender

Conforme avanza la degradación ambiental a golpe de rapiña en USA comienzan a registrar feroces oposiciones a los proyectos de ampliación de infrastructuras. Después de los intentos de frenar el oleoducto en Dakota del Norte, el cual organizó a una basta red de activistas y comunidades indígenas junto a los veteranos del ejército, surge ahora con fuerza la oposición al Oleoducto entre los estados de Virginia y Virginia del Oeste.

Lo que comenzó con discretas barricadas y un árbol ocupado el día 26 de marzo [earthfirstjournal.or] se ha transformado en movimiento en el que mucho tienen que ver los grupos Anarquistas. El campamento de Three Sisters, en la Hellbender Autonomous Zone [Zona Autonoma Salamandra] del Bosque Nacional de Jefferson es el punto desde donde se organiza la resistencia. El enclave de Little Teel Crossing es el lugar donde los activistas organizan el bloqueo encaramados a los árboles. Por ahora el movimiento intenta conectarse con las ocupaciones de Dakota Pipeline. Su objetivo es crecer, sumar fuerzas para la resistencia sobre el terreno y el contencioso político y social y parar los trabajos de construcción.
El creciente movimiento contra el oleoducto que atraviesa los Apalaches es inspirador, ya que reune a una gran variedad de personas distintas, muchas de las cuales toman practican acciones radicales directas por primera vez. Muestra cómo es posible apoyar una campaña de base amplia, incluso en los lugares más rurales, y que al construir redes de apoyo sólidas, podemos luchar para ganar. Inside the Growing Appalachian Anti-Pipeline Movement – It’s Going Down 27.4.2018
Con el aumento previsto del precio del crudo se prevé una nueva oleada de fracking, y con este nuevos proyectos y el ensañamiento de la administración por realizarlos.

El ambiente está caldeado. Recordemos que los acontecimiento de Charlottesville donde un fascista de Alt-Right asesinó a la activista Heather Heyer se produjeron en Virginia. La sociedad civil se organiza, avanza la resistencia <>. Esto parece ser solo el principio.

Programación